Sigo y sigo y sigo y sigo pensando qué forma darle a este blog. Porque ahora que no hay reto podría convertirse en un contenido muy aburrido hablar diariamente sobre qué hago para buscar trabajo. Hay quien me ha dicho que, poco a poco, vaya metiendo temas que me gustan, que recomiende películas, música… Pero estoy un poco perdido. No sé si eso interesará. He vuelto a pensar si cerrar o no el blog… pero, a estas alturas, me parecería una mala decisión.

¿Cómo lleváis las navidades? Las mías están rarunas. Estoy en tiempo de cambios. En todos los aspectos. Está siendo un fin de año en el que la palabra FIN debería escribirse en mayúsculas. Terminan muchas etapas de mi vida (el final de la cuenta atrás ha sido una de ellas) para dejar paso a otras. Y aún ando en proceso de adaptación (como dicen los psicólogos para alguien que, por ejemplo, descubre que tiene una enfermedad) Si me hubiese tocado la lotería el sábado… habría comenzado a estudiar Psicología. Es una de esas espinas que tengo clavadas. Me parece más que interesante el comportamiento humano y todo aquello que engloba la psique. Incluso, si voy más allá, me interesan la Sociología y la Antropología. Quizás, por eso… estudié también algo relacionado con la Pedagogía. En el fondo… todas son ciencias sociales.

Lo que decía… que estamos a punto de finalizar el año. No hemos tenido fin del mundo pero creo que sí el fin de una era. Al menos… para mí. Toca renovar. Toca reiniciar. Toda reinventar. Toca… renacer.

Si has vivido una etapa complicada alguna vez en tu vida (¿y quién no?) y vuelves a pasar por una… aconsejo que recuerdes lo que aprendiste de la anterior. Aunque sean temas distintos. ¿Por qué? Porque… es bueno apoyarse en el hecho de que… con la distancia del tiempo y la perspectiva… lo que ahora te parece un desastre… no lo será tanto llegado el momento de echar la vista atrás. Y ese momento llega cuando menos te lo esperas. Ese día en el que te das cuenta de que ese problema que tenías… ya no es un problema. Es más, puedes pensar en él y no afectarte. Incluso… sonreír porque se ha quedado atrás en la línea del tiempo de tu vida. Y no ha hecho falta taparlo. Ni eliminarlo. Forma parte de tu vida. Pero ya no es un problema sino parte de tu proceso de aprendizaje. Espera… ¿y todo esto a qué venía?

Hoy es Nochebuena. Cenaré con mi familia y, después, daré una vuelta con mis amigos. Y le comeré la cabeza a quien me preste más de 5 minutos seguidos. Últimamente… asumo que estoy algo pesado con algunos temas. Digamos que estoy en ese… proceso de adaptación del que he hablado hace un momento. Pero… prometo que, si salgo, será a divertirme.

Que paséis una muy buena noche… estéis donde estéis… y estéis con quien estéis… Si luego nos vemos por ahí… nos tomamos algo.

Besos y abrazos.

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adaptation.

  1. Animando dijo:

    Ánimo Pedro! relájate lo que puedas en vacaciones, y en Enero lo retomas todo con todas las energías! piensa que las empresas harán lo mismo! en Enero retomarán sus actividades y sus procesos de selección. Y después de salir en El País, te conocemos mucha más gente! Consejo: busca trabajo en algún departamento de comunicación de alguna empresa, te comunicas fenomenal!
    Otra opción… que todos los de tu sector que estéis en la misma situación y estén contactando contigo os agrupéis para montar algo!
    Que vaya bien y paciencia! :)

  2. Tu nick viene que ni pintado a tu comentario porque… me has conseguido animar :)

    Gracias por visitar el blog, por escribirme y por tus consejos.

    Paciencia…. que es la madre… abuela… y bisabuela… de las ciencias.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *