Trabajando el networking.

Últimamente hay varios conceptos que se han puesto de moda como, por ejemplo, Coworking, Networking o Belén Esteban. Hablaré de todos a su debido tiempo. ¿Sabéis que es el ‘networking’? Networking se ha hecho toda la vida aunque no tuviese ese nombre. Se trata de conseguir oportunidades de negocio y contactos hablando con otros profesionales. Vamos, ir a una fiesta, ser guionista y hablar con un productor… podría ser ‘networking’. Ser maestro, ir a una comida y hablar con directores de colegios privados… es networking. Así que, si alguna vez llegas tarde a casa porque has estado de cena y de fiesta con otros profesionales… sólo di que vienes de hacer networking.

No estaba de fiesta, estaba de networking.

Lunes. Este fin de semana he hecho networking. He asistido al EBE de Sevilla. Muy interesante, la verdad. Es el primer año que voy y no será el último. Si el año que viene puedo, repetiré. Pude escuchar charlas sobre emprendimiento, sobre nuevas tecnologías, redes sociales, negocios y… neurociencia. Me recordaba un festival de música con varios escenarios. Había momentos en los que no sabía a cuál de las tres ponencias asistir. Las de neurociencia me dejaron alucinado. ¡Interesantísimo! He aprendido, entre otras cosas, que nuestro cerebro cambia cada día. Es un órgano flexible que nunca tiene la misma forma. ¡Toma ya!

Puedo decir que hice networking porque conocí a gente de mi sector, tanto a ponentes como a asistentes. Quizás debí aprovecharlo más. Había gente que, en lugar de entrar a las conferencias, se quedaba en algunas salas haciendo networking.

La semana se presenta bastante completa. Seguimos plantando semillas con la esperanza de que recoger la siembra. Quizás, la lluvia no se decide a llegar. Y sin lluvia no crecerá nada.

Espero que vuestra semana haya comenzado prometedora.

Buenas noches.

PD. Mi ordenador está roto y, por primera vez, no podré poner enlace a canción de YouTube. Y no me gusta. Pero eso es algo que también hay que aprender. No siempre sale todo como uno quiere. No siempre hay que esperar que el otro (o lo otro) haga lo que te gustaría que hiciese. No siempre funcionará todo como querrías que funcionase.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Viaje a la vista.

Es imperdonable dedicarte a juntar palabras y que tu ordenador esté más días de baja que en la oficina. Debo cambiar de máquina de una vez. La tengo desde hace unos 6 años. Con ella he escrito guiones de series de TV, guiones de concursos, guiones para marketing online, entradas para blogs… Y me pide un descanso. No creo que le permita la jubilación anticipada. Más bien… voy a dejar que alguien que le de un uso más relajado le adopte.

EBE sevilla

El EBE se celebra en Sevilla del 15 al 17 de noviembre.

Martes. La semana se presenta más corta de lo normal. ¿Por qué? Porque este viernes viajaré hasta Sevilla para asistir al EBE. ¿Qué es el EBE? La gran cita de la web social. Es el mayor encuentro de profesionales y amantes de Internet. Y allí que estaré para aprender a tope de los mejores y conocer a expertos de todas partes del país. Serán tres días de charlas, exposiciones, actividades y… lo que es mejor… networking.

Ayer ocurrió algo muy curioso. Y es que recibí una llamada para ofrecerme una beca. De momento no puedo aceptarla puesto que lo que me ofrecen estudiar está lejos. La beca no cubre gastos de desplazamiento. Si tuviese posibilidad de cambiar de residencia a la ciudad donde se desarrollará lo que me becan… no lo dudaría. Me han dado un tiempo para pensarlo. Tan sólo aceptaré si se dan una serie de fortuitos acontecimientos.

Y por la noche pude escaparme para volver a ver en pantalla grande el cortometraje ‘5º Izquierda’ con motivo del aniversario de la unión de actores de mi tierra. Es genial ver en imágenes algo que una vez viste en tu imaginación. Es genial ver que un equipazo ha dado vida a la historia que un día creaste. Es genial ver que otros están igual de orgullosos que tú por el trabajo que hicisteis.

Últimamente me siento muy activo. Continúo plantando semillas. Si todas dicen de crecer a la vez… faltará sitio en el jardín. Pero mejor eso que ver secarse la tierra, ¿no? Si el terreno se vuelve árido que no sea porque no lo hemos cuidado.

Continuemos.

Buenas noches :)

PD. A cada instante puedes aprender. De errores, de lecturas, de películas, de aciertos, de…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Quizás sea cuestión de cosas pequeñas.

La broma de ayer me va a costar un ojo de la cara. El coche tiene ya más de 10 años. Y al pobre no le dejo descansar nunca. Es lo que tiene vivir a las afueras. Además, tendrá que estar varios días en el taller. La vida te da sorpresas… sorpresas te da la vida.

piezas de lego

Estas pequeñas piezas pueden construir un gran castillo.

Miércoles. Hoy he comprobado la efectividad de LinkedIn para buscar empleo. Me he apuntado a una oferta en su buscador y, a los pocos minutos, alguien de esa compañía ha visitado mi perfil. No sé si le habrá interesado o no pero… ha entrado. Es más, creo que lo ha hecho dos veces porque llegan avisos con la hora de la visualización del perfil. Así que… si no tenéis perfil en LinkedIn, ¿a qué estáis esperando?

Hoy toca post breve. Me quiero centrar en algo; en un modelo distinto de empleo. Durante los últimos meses sabéis que he colaborado en un buen número de proyectos. Han sido trabajos esporádicos. Pero hay veces que pienso que si tuviese más de estos trabajos incluso podría dedicarme a ello al 100%. Continúo buscando trabajo. Es más, hay empresas para las que me encantaría trabajar. Y esas empresas lo saben porque me he puesto en contacto con ellas. Pero si la fórmula no funciona, quizás deba plantearme muy seriamente lo de unir pequeños proyectos para vivir de ello. Lo que ocurre es que no tengo tal volumen de proyectos como para decir que ya he encontrado trabajo. Eso sí, semillas hay plantadas muchas. Si deciden crecer… mi vida puede dar un giro de 180º.

De momento, sigo interesado tanto en trabajos contratado como trabajos como freelance. Pero me decanto más por lo primero aunque no descarto centrarme en lo segundo si no hay resultados positivos. Me debo dar un tiempo. Y, seguramente, sea mes y medio. En enero de 2014 (¡2014, qué barbaridad!) no quiero continuar así. Esta situación se está alargando demasiado y sé que tengo las suficientes estrategias como para hacer algo. ¿El qué? No lo sé. Algo, ven a mí.

Al hilo de todo esto, me gustaría compartir un vídeo que me han pasado. Es un poco largo pero os aconsejo que lo veáis. Es la entrevista a una joven emprendedora. Quizás la solución sea nutrirnos de pequeños trabajos por nuestra cuenta si por cuenta ajena no llega nada. Conozco a alguien que montó una empresa hace años. Y siempre me decía que salía adelante gracias a pequeños encargos. Pequeños pero muchos. Tantos que le daban no sólo para sobrevivir sino para vivir. Ahora… le va genial. Su empresa le ha proporcionado el éxito. Señores, demos de comer a nuestras neuronas. Puede que sólo ellas nos ofrezcan una solución.

Muchas gracias por seguir el blog. Mis amigos se sorprenden cuando les digo que sigue abierto. Ellos no lo leen aunque saben que tengo un blog. Pero algunos pensaban que dejé de escribir hace mucho. Mientras sigan llegando comentarios que me hagan saber que sirve para algo todo esto… seguirá abierto (además de que he pagado un año más de dominio y alojamiento jejejejeje).

Buenas noches y buenas ideas para todos.

PD. Necesitamos una señal; algo que encienda la bombilla y nos haga tener claro…

Publicado en Sin categoría | 7 comentarios

Entonces dices que estamos saliendo de la crisis.

87.028 desempleados más. Esa es la cifra que ha protagonizado el día. El verano pasa factura y la realidad vuelve a darnos en los morros. Si piensas que lo de estar en paro es un mal que sólo te afecta a ti… ya ves que somos unos cuantos más. Nuestros yoses de 2007 eran incapaces de pensar la que se avecinaba. Ay, las vacas gordas que nos ciegan y nos nublan la razón.

Comparativa desempleo octubre

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

… y Canal 9 que echa el cierre como también lo hizo la televisión autonómica de mi tierra. Una mala noticia para todos mis compañeros de gremio. Hace poco me dijo un amigo guionista que debo buscar un plan B. Y no se equivoca. En ello estoy. Hay muchas formas de comunicar. Veremos qué se puede hacer. De momento, los últimos trabajos que he hecho han sido para Internet. Y no me parece un mal plan. Hay cantidad de contenidos interesantes en la red. Hace poco me encontré con una serie de cortometrajes como contenido de una marca de helados. M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O. Las marcas comienzan a creer en el poder de los contenidos. Puede que tengamos salida por ahí.

Martes. ¿Qué tal? El mío ha sido algo desastroso. He llegado a casa hace un momento. El coche se me ha roto en mitad de la autovía. Una odisea digna de Ulises. Me he puesto el chaleco, he colocado el triángulo y… a los pocos minutos un coche se lo ha llevado por delante. El triángulo ha salido volando por los aires, como el pájaro que se chocó ayer contra el cristal de mi habitación, con la mala fortuna de estamparse contra la luna delantera de una furgoneta. Cristal… destrozado. Y coche a la fuga. Me he dado cuenta de la velocidad infinita a la que vamos por la autovía. Han estado a punto de atropellarme varias veces. Incluso cuando la grúa estaba cargando mi coche casi nos chocan en varias ocasiones. Además, estoy seguro de que el que se ha comido el triángulo iba mirando el móvil. Eso… o cantando algún tema de Melendi. En fin, que ya estoy en casa, sano y salvo pero con una experiencia que no esperaba cuando he despertado esta mañana. ¡Preferiría que me hubiesen llamado ofreciéndome un trabajo! Por cierto, miedo me da lo que me pueda costar el arreglo. Además, vivo casi en la huerta y no hay comunicación con la ciudad. Mañana… encierro.

Me han dicho que uno de los proyectos en los que participé hace unos meses se va a realizar. Eso es buena noticia. Pero tan sólo es un proyecto esporádico. Seguimos buscando, seguimos luchando, seguimos… viviendo.

Necesito una ducha de agua caliente con urgencia. Qué estrés llevo encima con la bajada a los infiernos que he tenido en la autovía. Demasiada oscuridad y demasiada velocidad de los coches. Primero pensaba que me pitaban por guapo. Luego me he dado cuenta de que lo hacían porque estorbaba. Si nuestras carreteras tuviesen arcenes pues… otro gallo cantaría, y el que cantaba Melendi no la habría ‘liao parda’.

Ah, sí. Una alegría del día de hoy es que mi grupo de música va a talonear a un grupo genial. Eso… también es buena noticia.

Buenas noches y ‘palante como los d’Alicante’.

PD. Lo que me ha ocurrido en la autovía ha sido muy peligroso. Y cuando han estado a punto de llevarme por delante me han venido algunas imágenes a la cabeza. Necesito un poco de relax. Sigo algo…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La compañía no es suficiente.

Esta mañana he desayunado viendo Antena3. Una vez alguien me dijo, mientras viajábamos en metro, que no desayunase viendo las noticias sino que lo hiciese escuchando música. Por un tiempo le hice caso, pero me gusta poner ‘Espejo Público’ para ver la sección de Portal Parados por las mañanas.

desempleo

¿Será porque estoy en paro o porque no llevo desodorante?

Hoy hablaban sobre el rechazo hacia el desempleado. El propio creador del portal decía que sabía, por experiencia propia, que algunos amigos dan de lado a los que llevan una larga temporada sin trabajar. Eso… no son amigos. Comentaba que hay quien teme la llamada de un desempleado ‘no vaya a ser que quiera que le prestemos dinero o le enchufemos’. Personalmente, no me gusta que se acuerden de mí sólo cuando necesitan un favor. Con esto digo que hace años conseguí trabajo a algunas personas. Todas me han ayudado cuando he sido yo el que ha necesitado ayuda después. Menos una. Una que ha desaparecido del mapa cuando le ha ido bien y a mí mal. Ahí fui consciente del ‘aprovechismo’ que circula por la red telefónica, del ‘lohagoporloquepuedallevarmeluegodeti’ con olor a café y del ‘sitehevistonomeacuerdo’ de las no respuestas electrónicas. Y este hombre, decía que todo esto le había pasado a él. Seguro que más de uno se siente identificado.

No quiero gente que se acuerde de mí cuando me vaya bien. Quiero gente que se acuerde de mí gane más o menos dinero, tenga mejor o peor puesto de trabajo, esté desempleado o no. Sigo siendo el mismo que era cuando trabajaba para dos productoras de televisión nacionales a la vez, sigo siendo el mismo que era cuando trabajaba en una televisión autonómica por las tardes e impartía clases por las noches, sigo siendo el mismo que era cuando prestaba dinero a un amigo sin pensar en si me lo iba a devolver o no. Sigo siendo la misma persona… pero mejor.

Lunes. Lunes de esos en los que reflexionas y te das cuenta de que la compañía no es suficiente. Mi teoría del espejo creo que la conocéis de sobra. La pérdida de identidad, la falta de autoestima, la extraña complejidad del auto-reconocimiento… Y cuando la enfermedad del desempleo ha perforado cada una de tus células te das cuenta de la importancia del apoyo. La compañía no tiene la suficiente fuerza como para paliar parte del daño de este mal. El desempleado necesita el apoyo de la familia, de los amigos (amigos… de los que saben que sigues siendo la misma persona) y de la pareja (si la tienes). Los comentarios del tipo “así no vas a conseguir nada”, “A Pepito le han ascendido y es más joven que tú”, o “pensaba que encontrarías curro antes” son dañinos. Si nos quieren ayudar… pueden utilizar otros tipos de frases motivadoras. La primera podría sustituirse por “pienso que deberías intentar hacer tal cosa”, la segunda por “si él lo ha conseguido, seguro que tú también puedes”, y la tercera por «sigue intentándolo que lo conseguirás». Que no os cuenten cuentos chinos para niños del Japón.

No somos débiles. Nada de eso. Es más… somos más fuertes que otros que no saben lo que es pasarlo mal. Pensad que estamos aprendiendo. Estamos construyendo recursos y estrategias que nos servirán para el próximo trabajo que tengamos. La empresa que nos contrate ganará a un verdadero guerrero. Y si decidimos ponernos por nuestra cuenta… no habrá quién nos frene (ahora vendría un “¡coño!”, pero no lo pongo porque quizás suene mal).

Por eso, la compañía no basta. Amigos, familiares y parejas de desempleados del mundo… mostrad apoyo a vuestros desempleados cercanos porque lo necesitan. El desempleado no tiene un sueldo, pero un abrazo, un beso, una sonrisa o un “sé que estás haciendo todo lo posible por salir de esta” al llegar la noche puede marcar la diferencia entre un día invisible y un día de avance.

Quiero compartir con vosotros un vídeo que habla sobre esto. Como siempre, no voy a dar mi opinión, ni haré críticas constructivas o no. Cuando comparto algo, simplemente lo hago porque creo que puede ayudar de algún modo. Son tan sólo 4 minutos.

Hoy se ha chocado un pájaro contra el cristal de una de las ventanas de la habitación en la que paso la mayor parte del día. En las películas se utiliza como mal augurio. Yo he preferido quedarme con la teoría de que ha querido cederme toda la energía que ha ido acumulando a lo largo de sus largos viajes por el mundo. Por cierto, no le ha pasado nada. Tras el choque, se ha quedado unos segundos quieto y ha vuelvo a volar.

Me voy a la cama.

Espero que vuestro lunes no haya sido invisible. Y si lo ha sido, que ocurra algo durante los minutos que quedan antes de cerrar los ojos para que sea un lunes de avance.

Buenas noches y ánimo.

PD. Intenta no tener días invisibles. O intenta que sean los menos posibles. Algún día nos podremos arrepentir de…

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

La importancia de la idea.

El germen del éxito puede estar en una simple idea. Un flash que te llega mientras estás en la ducha, mientras escuchas una conversación ajena o mientras haces deporte. Una idea puede hacer que tu vida cambie en poco tiempo. Suena sencillo pero no lo es. Actualmente es muy fácil conseguir profesionales de cualquier sector. Pero… ¿cuánto vale alguien que tenga ideas? ¿Es sencillo conseguir a alguien así? Creo que en el futuro, se valorará mucho más eso mismo: las personas con ideas.

dibujo de una bombilla

Tener una idea tiene un valor incalculable.

Alucino cada vez que me encuentro casos de éxito de jóvenes con ideas. No hace falta nombrar una y otra vez al creador de Facebook. Cada día hay cientos de jóvenes en el mundo con ideas magníficas incubándose en sus cabezas. Pero no todos encuentran el modo de llevarla a cabo. Quizás porque necesitan una gran inversión económica, quizás porque no saben qué pasos deben dar.

Hoy he conocido el caso de Bella Weems, una adolescente de 14 años que espera facturar este año nada más y nada menos que 250 millones de dólares. La chica creó una empresa de venta de bisutería amateur. Quiero investigar un poco más el tema. Imagino que tantísimo dinero le llegará gracias al apoyo de la venta online. En cualquier caso, si es verdad que no tuvo ayuda de nadie y que sólo necesitó 250 dólares para ponerse en marcha… me quito el sombrero y me muerdo los puños por envidia… sana, entiéndase. Admiro a quien, sin recursos, no sólo consigue salir a flote sino que alcanza el éxito profesional… y, en este caso, empresarial.

En España tenemos muchos casos de gente con ideas que necesita ayuda para llevarlas a cabo. No tenéis más que ver el programa ‘Tu oportunidad’ de TVE. Esta noche ha sido el estreno. Un talent show para conseguir inversores para proyectos empresariales. El formato es fantástico. Hay quien dice que soy un ‘emocionao de la vida’ pero es que estas cosas me apasionan. El programa me ha encantado. Ver la cantidad de personas con grandes ideas que hay en nuestro país es alentador y motivador.

En fin… que me voy a la cama esperando soñar con la idea que haga cambiar mi vida.

Buenas noches y buenas ideas para todos.

PD. Si tienes un sueño… lucha por él. Aunque pierdas la fuerza, continúa caminando. Y si te caes, levántate…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Después de la tormenta siempre viene la tormenta.

¿Es así el dicho? ¿O me he confundido? Ni idea. El caso es que el cielo se enciende cada pocos minutos. Lleva así varias horas. O va a caer la de Dios, o van a llegar las naves extraterrestres de Orson Welles o es un mucho ruido y pocas nueces.

La guerra de los mundos

Mr. Welles liándola parda con “La Guerra de los Mundos”.

Venía a casa en el coche hace un rato y pensaba “¿Y qué cuento yo hoy?”. Cuando un día es invisible… y tu blog es un diario sobre la búsqueda de empleo… ¿qué compartes? Y la respuesta ha sido “lo que haya hecho hoy por salir de esta”. Así que… adelanto que la entrada de hoy es más sosa que un perrito caliente sin pepinillos.

Llevo demasiado tiempo acostándome tarde. La hora de despertar continúa siendo la misma. ¿Y qué ocurre con eso? Que duermo poco. Después de desayunar me pongo en marcha. Miro los portales de cabecera, me inscribo en las ofertas que me interesan y escribo lo que tenga que escribir si ese día tengo algo que escribir. ¿Qué he hecho distinto hoy? He comenzado un curso online gratuito que ofrece el Servicio de Empleo Estatal. Por cierto, ha salido una lista con 60 cursos universitarios online y gratuitos. Quizás os interese alguno. Podéis consultar el nombre de los cursos AQUÍ.

Ayer tuve una reunión con unos amigos. Vamos a ofrecer varios proyectos a varias empresas. Creo 100% en todos. Por intentarlo que no quede. Si la montaña no se mueve pues… le haremos una visita.

Qué peligro Interneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeet cuando estás en paro. Por un lado, es una herramienta fundamental para buscar empleo. Pero, por otro, puede hacer que pases las horas muertas mirando cosas que te hacen perder el tiempo. Por ejemplo, buscar qué ha sido de aquellos actores de las series de televisión que veías de niño. En fin, el trabajo de buscar trabajo no tiene jefes; así que somos nosotros mismos los que debemos ponernos un horario y unos objetivos. Y si no tenemos un poco de disssssssciplina se nos puede ir la cabeza… y, por ende, el tiempo.

El día me ha pasado súper rápido. Vacío en buenas nuevas pero completo: formación, inscripción a ofertas, ocio y pérdida (necesaria a veces) de tiempo en la red.

Destaco algo. Me ha llegado un mensaje de WhatsApp. Resulta que alguien me había metido en un grupo llamado “Fiesta Halloween”. ¡Qué bien! ¡Qué alegría! ¡Qué popular soy! Mi gozo en un pozo. Resulta que mi profe de Guión de Largometraje (de cuando hice el Máster de Guión de la UPSA) me había agregado a un grupo de una fiesta para niños de tres años. Confusiones. He aprovechado para saludarle. Me ha preguntado que si seguía por Madrid y que qué tal andaba de curro. Le he resumido toda la historieta del blog. Ay. Este profe creyó en mí. Gracias a él trabajé en Paramount Comedy. Me habría encantado decirle que me iba genial, que había conseguido el éxito laboral y que teníamos que quedar para tomar un café porque por chat es complicado contarle tantas cosas. Pero no. No ha ocurrido nada de eso. Ocurrirá :)

Y digo adiós al martes. Ha sido un soso. – “Martes”. – “Dime”. – “¡Soso!”. – “Perdona”. – “Anda. Vete. No te quiero ver en una semana”.

Buenas noches y gracias por acompañarme.

PD. No poder decirle a mi profe que mi vida laboral va genial… no significa que me haya sentido un…

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

La Constancia no es el nombre de la vecina del quinto.

Temo a los lunes. No lo oculto. Suelo reaccionar de dos modos muy distintos ante el comienzo de una semana. Puedo estar súper activo para enfrentarme al desempleo cogiéndole por los cuernos… o puedo amedrentarme ante el panorama desolador y hacer aquello de “para qué si no va a servir de nada”. Los lunes… es lo que tienen. Los que trabajan se fastidian por tener que trabajar; los que buscamos empleo lo hacemos porque no lo encontramos. Pero si los lunes no existiesen… los grandes odiados serían los martes. ¿Debe existir el mal para existir el bien? No voy a entrar en discusiones filosóficas; sólo me quedaré con aquello de ‘maldito lunes’.

Búsqueda de empleo

Buscar trabajo es como buscar el arca perdida.

Esta mañana ha sonado mi teléfono. Un número de esos larguísimos de centralita. Vaya. Estas cosas me alteran. ¿Posible entrevista de trabajo a la vista? ¿Posible encuesta de mi compañía de telefonía móvil? ¿Posible ganador de Euromillones que no sabe qué hacer con tanto dinero? No. Algo más sorprendente. Me han llamado de un programa de TVE. Un programa que suelo ver por las mañanas. Querían saber si había encontrado empleo. Hay una sección con casos de éxito de jóvenes que han tenido iniciativas para salir del paro. Están interesados en que aparezca en el programa cuando encuentre empleo. Les he dicho que deberán ser pacientes… como lo estoy siendo yo. Ya son unos cuántos meses desde que cerró la empresa en la que trabajaba. Pero, sin duda, les llamaré cuando encuentre trabajo. Esta situación no será para siempre.

Y sigo alucinando con la difusión que tiene el blog. El proyecto ya no tiene sentido. La web sigue activa gracias al blog. Quizás no debí hacer algo tan caduco como lo fue una cuenta atrás. Pero la constancia relatando el día a día de mi aventura hace que aún siga apareciendo mi nombre en medios de comunicación, departamentos de recursos humanos o artículos como ESTE.

Os aseguro que me muero de ganas por comunicar algún día que he encontrado el trabajo que busco. Va a ser genial. Es muy difícil describir lo que se siente al vivir una situación tan personal acompañado por tanta gente. Cuando esta mañana he comunicado en Facebook la noticia de la llamada de TVE, me he sentido muy arropado con cada ‘me gusta’ a la actualización de estado. Es curioso, pero es como si mi búsqueda de empleo fuese una historia. ¿Tendrá final feliz? En ocasiones (veo muertos) me da miedo tener que tomar la decisión de cerrar el blog sin cerrar el círculo. No quiero escribir el último párrafo sin un “al final… todo llega”.

La constancia, el trabajo duro, la pasión… es algo que caracteriza a los deportistas. ¿No creéis que deberíamos extrapolarlo a otras dimensiones de la vida? Por ejemplo, a la búsqueda de empleo. ¿Por qué no?

Por cierto, mi actitud de hoy ha sido la primera opción; la de agarrar al toro por los cuernos. Quizás mañana gane la batalla la segunda. No sería ni la primera ni la última vez. ¿Para qué mentir? Pero eso… ya sería cosa de mañana.

Buenas noches, buena suerte y buen comienzo de semana.

PD. No sé el tiempo que queda por pasar. No sé los obstáculos que quedan por sortear. No sé las batallas que quedan por ganar. Pero sí sé que, en algún momento, conseguiremos un…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando el miedo te paraliza.

En primer lugar, muchas gracias por la buena acogida del post de ayer. Me doy cuenta de que las entradas que más interés suscitan son aquellas que escribo cuando he pasado un día complicado o genial. Entradas como la de ayer o la de mis recuerdos de infancia son las que más me desnudan. Y eso sólo pasa… cuando algo duele o algo emociona. ¿Y qué tal el día de hoy? Pues… invisible.

No he tenido avances. Las visitas a mi perfil de LinkedIn aumentan. Algunos directivos o reclutadores de empresas entran. Pero… no tengo avances. Y el no tener avances hace que lleguen miedos. Y el miedo… paraliza, detiene, congela.

reloj congelado

El miedo… puede congelar el tiempo.

¿Os ha pasado alguna vez que cuando algo no funciona como esperas que funcione te sientes inmóvil? Recordad que siempre (o casi siempre) me refiero al tema laboral. A ver… cuando estás buscando trabajo y crees que estás a punto de conseguirlo porque tal oferta es perfecta para ti y tú eres perfecto para la empresa… pero, de repente, todo se tuerce y te ves otra vez en el mismo lugar en el que estabas… te sientes bloqueado e inmóvil. Dando vueltas por Facebook me encontré con un vídeo que muestra una metáfora muy visual sobre el tema del bloqueo. A veces, estamos tan acostumbrados a que nos salven el pellejo que no somos capaces de solucionar los problemas por nosotros mismos. Y si algo estoy aprendiendo en este tiempo de desempleado es que… salir de esta… sólo es cosa nuestra.

El vídeo en cuestión:

Ya sabes. Si tu vida no funciona… no esperes a que otro la arregle. Camina. Con las piernas o la mente. Pero camina.

Gracias por los comentarios que dejáis en las entradas del blog. Es lo que hace que continúe escribiendo. Esta campaña ya no tiene sentido. Pasaron los 100 días… y no conseguí trabajo :( Pero el blog sigue vivo porque me decís que os ayuda.

Buenas noches. Apagad las luces… y encended vuestros sueños.

PD. Hay veces que sí, hay veces que no… Más bien me decanto por pensar que si lo hay, tienes que buscarlo. No sé. Es complicado. Es caprichoso. Es el…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

10 cosas que no debes hacer si te quedas en paro.

Despertar con las pilas puestas para buscar empleo y que tu ordenador decida coger dos horas de huelga. A eso lo llamo solidaridad. Vale que le esté metiendo mucha caña desde hace ya siete años… pero le tengo muy consentido. Tanto que mira lo que ha hecho esta mañana. En fin, que entre eso y un par de malas noticias (una de ellas me la dieron ayer domingo por la tarde; vaya un día eligieron) he tenido un comienzo de semana bastante flojillo en cuanto a la búsqueda de empleo se refiere.

Y como he tenido varios sentimientos a lo largo de la jornada, he decidido compartir con vosotros una lista con 10 cosas que no debes hacer si te quedas en paro. Como siempre, que cada uno coja lo que quiera. Imagino que alguien se podrá sentir identificado en algún punto de la lista. Creo que el sentimiento ante el desempleo… es universal.

desempleo paro buscar trabajo

Done, done, done, done… no done aún.

Por cierto, gracias por ver el vídeo que subí el miércoles pasado. No ha tenido muchas visitas. Lo hice como experimento para ver si os podía interesar que contase mis movidas en vídeo. Si llega a 500 visitas, me lo tomaré como un sí y haré otro. ¿Llegará a 500?

Y aquí… la lista de 10 cosas que no debes hacer (desde mi punto de vista) si te quedas en paro:

1. La prestación… se termina.
Si te acabas de quedar en paro y, por suerte, vas a cobrar prestación por desempleo… no te duermas en los laureles. Hay quien no se pone a tope a buscar empleo porque sigue cobrando. Pero este ‘sueldo’ no es indefinido. A mí mismo me pasó. Terminé de cobrar y llevo ya una larga temporada sin ingresos fijos mensuales. Y eso… agobia y hace que estés al 50%. Aprovecha la semi-tranquilidad que aporta tener estos ingresos para centrarte tranquilamente en tu búsqueda. Luego… vendrán los ‘ayayays’ y los ‘madremias’ si te quedas sin prestación y no has buscado empleo. Siento decírtelo. Ah, y el Ratoncito Pérez no existe.

2. Menos lobos, Caperucita.
Estar en paro afecta al carácter. Los cambios de humor son frecuentes. Y en los días de bajona puede que no nos aguante ni nuestro tío. Así que si estás de mal humor porque no te han seleccionado para tal proceso, si no contestan de aquella empresa o si no sabes qué co#@&]$ hacer con tu vida… no lo pagues ni con tu familia, ni con tus amigos, ni con tu pareja. Ellos quieren lo mejor para ti. Respira profundo antes de contestar a cualquier pregunta con humos más negros que el de ‘Perdidos’.

mal humor

«¡Ya te he dicho que no me pasa nada!»

3. Al que madruga…
Nos hemos quedado en paro. Bueno, no tenemos por qué levantarnos pronto si no tenemos obligaciones como, por ejemplo, llevar a los peques al cole. Ya. Muy bien. En la cama hasta las mil. Pues muy mal. Porque, a la larga, afectará a tu estado de ánimo. No sentirnos activos merma las esperanzas de salir de esta, la autoestima y la motivación. Tampoco digo que te levantes a las 6 pero sí que a una hora ‘decente’ para aprovechar el día a tope. Además, cuando encuentres curro (que lo encontrarás) te costará menos volver a parar el despertador cada mañana… o tirarlo contra la pared (a elección del consumidor).

4. Las comparaciones son odiosas.
A no se quién le han ascendido, a tal le ha salido un trabajo con un sueldazo, este nunca ha estado en paro desde que terminó la carrera, y a aquel se lo rifan y mira lo joven que es. Pues mira… alégrate por ellos. Pero no te compares. Como se dice en mi casa “ca’ cuá eh un mundo”. No tienes ni idea de cómo han conseguido su éxito. Puede que tengan mejor formación que tú, puede que hayan luchado más que tú, puede que tengan… más enchufe que tú. No lo sé. Pero deja de compararte, masoca. ¿Para qué te quieres hundir más? ¿Quieres lo que ellos tienen? Pues… a mover el culo.

5. Arre, arre… arrepentimiento.
Claro, si llego a estudiar Psiquiatría como llegué a plantearme… igual ahora me iría genial. O si llego a hacer aquellas oposiciones que salieron hace 10 años con tantísimas plazas. O si llego a aceptar aquel trabajo que rechacé en épocas de vacas gordas. A lo hecho… pecho. Si crees que cometiste errores, apechuga con las consecuencias. Aprender de los errores es fundamental. Hasta que se invente la máquina del tiempo, lo único que nos queda es intentar no cometer los mismos errores del pasado. Deja de flagelarte.

6. Se acabó lo que se daba.
¿De verdad crees que jamás volverás a trabajar? ¿En serio piensas que estarás así siempre? Pues no. Todo es cíclico. Volverás a estar bien. Pero puede que… luego mal. Y luego bien… y luego mal… Es normal tener días (como el que he tenido yo hoy) en los que lo ves ‘to oscuro’ como el Dioni en la fragoneta. Pero, como decía la canción, “nada es para siempreeeeee».

7. Pues ahora dejo de respirar y ya está.
Claro. Nos quedamos en paro. Vienen las ansiedades, las depresiones y la dejadez. Y no haces cosas que te gusta hacer porque te sientes mal. Te autocastigas. “No voy a subir al monte a comer porque debería estar buscando trabajo”, “No voy a ir a ese concierto… no porque no tenga sueldo… porque es gratis… sino porque debería quedarme en casa y pensar en mi futuro”, “No voy a quedar con mis amigos o mi pareja porque no estoy de ánimo y prefiero martirizarme en casa”. Dejar a un lado las cosas que nos gustan provocará que te sientas peor. Es como el pez que se muerde la cola. Estoy en paro… me siento mal… dejo de hacer cosas que me gustan… y me siento peor. Os aseguro que continuar haciendo cosas que os diviertan u os proporcionen felicidad hará que estéis más positivos a la hora de enfrentaros a la odisea de buscar empleo. Y si las actividades que hacías antes te las permitías porque tenías sueldo… busca alternativas. Pero no te dejes (no ducharse porque, total, no voy a salir de casa… también es dejarse, eh).

8. Tiro la toalla.
¿Ya? ¿Te vas a dar por vencido? ¿En serio? No hay curro de lo tuyo. Ya. Y casi de nada. “Pero es que estudié Comunicación Audiovisual y no encuentro salidas”. Pues haber estudiado Ingeniería, chaval. Qué me cuentas. Si tu pasión es trabajar en Televisión o Publicidad y no encuentras trabajo… buscar curro de lo que sea para sobrevivir. Pero no dejes de buscar ofertas y salidas de aquello que te apasiona. Eso será la diferencia entre sobrevivir y vivir. Si tienes que vender discos musicales en una tienda pero no es lo que te gusta… hazlo con la mayor de tus sonrisas… y cuando regreses a casa… continúa persiguiendo tus sueños. La toalla… la puedes tirar… pero al interior de la lavadora para que salga más limpia que nunca.

9. Comer o no comer, esa es la cuestión.
Hay dos tipos de personas. Las que ante la preocupación y la ansiedad se meten una ‘pijá’ a comer todos los días… y las que no comen nada porque se les cierra el estómago. Yo soy del segundo grupo. Y ninguno de los dos es aconsejable. No voy a contaros lo poco que pueda saber sobre nutrición pero ni te pongas como un zeppelín ni como Skeleton por culpa del paro. Es más, aliméntame mejor que antes incuso. Necesitarás mucha energía para poder con toda la presión que tienes encima. Y haz ejercicio. Además de proporcionarte bienestar físico, bajará tu nivel de ansiedad. Y, oye, cuando te mires en el espejo… te sentirás mejor. Porque ya sabemos de sobra que el paro hace que perdamos identidad hasta el punto de ni reconocer nuestro propio reflejo. Cuida tu mente… pero también tu cuerpo. Recuerda aquello de mens sana in corpore sano, que viene a decir que compres gel. ¿O de qué era el anuncio aquel?

10. Cuando el destino nos alcance.
Ah, muy bonito. Vamos a quedarnos de brazos cruzados. Total… “lo que tenga que venir vendrá”. Otra de las joyitas que he escuchado alguna vez en casa. Vale. Pues como ‘to está escrito’, quédate sentado mirando la pared que si en tu destino está tener una vida laboral de éxito con un puesto ‘que te cagas’, vendrá él solito. Es más, cierra los ojos. Quizás, al abrirlos te encuentres en un despacho trabajando en aquello que te apasiona. Una vez leí que si te pones frente a un espejo con la luz apagada y una vela en la mano, cuentas hasta 100 y dices 10 veces “curriculum»… … … … te quemas la mano. Venga, venga, vamos a poner de nuestra parte. Que está claro que, aunque contemos con ayuda, somos nosotros los que tenemos que sacarnos nuestras propias castañas del fuego.

Y hasta aquí el post. Como imagináis, quizás estos 10 consejos los he escrito hoy porque… no estaba autoaplicándome algunos de ellos. Espero que os sirvan.

Mil gracias por leer el blog y hacerme sentir menos sólo en esta historia interminable.

Buenas noches y feliz semana.

PD. Que sí. Que la salud es lo primero. Que hay que dar ejemplo. Que las drobas las carga el diablo. Pero… el día que consiga lo que busco… el día que consiga tabajo… pienso…

Publicado en Sin categoría | 78 comentarios