¿Cómo encontrar trabajo?

De verdad que si supiese las claves… las compartiría. Pero aún así me siguen llegando algunos mensajes de gente pidiéndome ayuda. Y me siento muy agradecido por la confianza que tienen en mí. Pero, del mismo modo, me siento impotente por no poder ayudarles como me gustaría. Por algún motivo, aún hay gente que se encuentra con el blog y creen que se trata de una técnica para encontrar trabajo antes de 100 días. Os aseguro que si tuviese una técnica… habría escrito un libro, estaría en todas las librerías del país y… el paro descendería vertiginosamente.

encontrar trabajo

En la camiseta ponía realmente “Vote for Juan Pedro”. Un error de impresión :p

Miércoles. Miércoles invisible en lo que a lo laboral se refiere. Hoy he querido provocar un cambio. ¿Cómo? Antes de terminar el post lo sabréis. Hoy sigo motivado gracias al curso al que asistí el lunes. Y tengo ganas mil de abordar a tope algunos proyectos que tengo entre manos.

¡Ah! Ayer, nada más despertar, descubrí en Twitter que esta web aparece en un artículo de Merca 2.0, una revista mexicana de Publicidad y Medios. El artículo muestra cuatro modos creativos de búsqueda de empleo… y este es uno de ellos. Sigo alucinando. Es más, me llegan bastantes mensajes de países como México o Venezuela. ¿Llegará algún día alguno proponiéndome que haga las maletas para trabajar allí?

Hoy tengo poco que contar. Y lo que pensaba compartir… lo voy a hacer de un modo diferente…

Soy un cabezota. Tenía en mente lo de hacer algún vídeo para un post y… acabo de grabar esto del tirón. Espero que tengáis un buen final de miércoles. ¡Buenas noches!

PD. Sé que cuando consiga mis objetivos, no podré ocultar la felicidad de…

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Hacer locuras… no es tan locura.

Despertarte un lunes… recorrer 400 kilómetros en coche, asistir a un curso y regresar a casa. La sensación es de haber salido a hacer ‘un mandao’ pero… he pasado más tiempo en la carretera que sobre el suelo de la capital. Eso sí, me siento con más fuerza que ayer. Participé en un concurso, gané y me invitaron a asistir a un curso interesantísimo sobre contenidos de marca. Me planteé si ir o no. Por aquello de “¿de verdad voy a hacer un viaje de ida y vuelta?”. Pero si la vida te regala cambios (aunque sean de la rutina diaria), si te espolea para que muevas el culo, si te envía ¿señales? para que pruebes caminos… considero que hay que aprovecharlo y no dejar pasar posibles oportunidades. ¿Qué me he llevado hoy? Como poco: una experiencia más y formación.

Pata en el culo

¡Mueve el culo!

¿Qué tal vuestro comienzo de semana? El mío ya os he contado cómo ha sido. Entre todas las cosas que nos han contado me ha llamado mucho la atención la ‘Teoría del Cuarto Oscuro’ de Risto Mejide: dar, dar, dar y dar… con la esperanza de, algún día, recibir. ¿Qué quiere decir con esto? Que hay que ofrecer, plantar, crear… porque sólo así tendremos posibilidades de conseguir algo. Puede que a la primera, a la tercera o a la decimonovena vez… pero seguro que tendremos más posibilidades que quedándonos mirando el techo.

Cada día tengo más claro que estar de brazos cruzados no sirve para nada. Ni eso ni quedarnos en casa reflexionando sobre lo que queremos o no hacer. Hoy estaba emocionado porque los contenidos del curso me estaban impactando. Un impacto es un golpe. Un golpe es algo rápido que te hace reaccionar. Y los contenidos del curso hacían que mantuviese subidos los párpados como Alex, el mecánico naranja.

Me encanta… fascina… el entretenimiento. Sin duda. Cada pregunta, cada respuesta, cada reflexión… era como ver a decenas de personas con las mismas inquietudes profesionales que yo tengo. Si tengo que resumir lo que me llevo del curso de hoy es eso mismo: que no tengo duda de que me apasiona el mundo de los contenidos de entretenimiento, y que no soy el único al que le pasa.

Ha sido muy curiosa la charla de una empresa que tiene el siguiente eslogan interno para sus trabajadores: “nos estamos divirtiendo!!!!!”. Ellos opinan que si su objetivo es divertir a los clientes… deben divertirse realizando su trabajo. Y estoy totalmente de acuerdo. No sé si todo lo que han contado sobre el ambiente de trabajo que tienen es real o no (ellos aseguran que sí) pero hemos alucinado. Apuestan por la gente que se atreve a innovar, que propone, que arriesga…

Todos los ponentes estaban de acuerdo en algo: hay que hacer, hacer y hacer. Y esto… lo extrapolo a otros anillos de la vida más allá del profesional. Hay que formar parte de la vida… o ésta seguirá sin nosotros.

Estoy agotado del viaje. Me voy a la cama… con ganas de hacer… y vivir.

Buenas noches y gracias por visitar mi blog.

PD. ¿No estás seguro? ¿Tienes dudas? ¿Necesitas un empujón? ¿Buscas razones? ¿Es lo que quieres pero no te atreves? Yo te ayudo:

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

En adquirir experiencias consiste el juego.

¿Qué haces si tienes un par de días invisibles seguidos? Girar. Y no me refiero a ponerte en pie y dar vueltas sobre tu mismo eje. No. No es eso. Si has vivido varios días invisibles de forma consecutiva… más te vale escribir un buen punto de giro en tu historia para no caer en el abismo absoluto. Recuerda que cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti. Y es muy fácil cruzar el límite del salto al vacío. El muy listo te llama y te llama y te llama. Le miras y te tienta. Así que… antes de dejarte aconsejar por la oscuridad del abismo de un tercer día invisible… ¡haz algo! Por ejemplo, prepara un sándwich, coge algo para beber y sube al monte para comer bajo un árbol. Oye, te vienen pensamientos oscuros y metededoenllagadores pero también positivos, inspiradores y saldredeestacomoseaperosaldredores.

Noche sobre la ciudad

El anochecer de un día no invisible.

Miércoles. ¿Qué tal lleváis la semana? Quiero agradecer públicamente los comentarios que hacéis a las entradas. Me encanta ver que hay gente que sigue mis aventuras a diario. Pero también me agrada encontrar a otros que acaban de descubrir este blog. Sobre todo, agradezco los comentarios de quienes dicen que se ven reflejados en mis reflexiones, andanzas, penas y alegrías. Sería genial que nadie se viese reflejado en todo esto porque significaría que no hay más parados en Hispania. Peeeeeeero… todos sabemos lo que se cuece por el INEM.

Esta mañana he tenido una buena noticia. Y es que la escuela Foxize School me ha regalado una plaza en un curso de Contenidos de Marca en Madrid. La próxima semana subiré a realizar un curso con pintaza que impartirá gente como Risto Mejide, Javier Regueira o Josep Maria Tribó (si hay algún friki de la publicidad… sabrá quienes son. Aunque a Risto le conocéis todos). Estoy deseando escuchar a verdaderos expertos de un tema que me apasiona: el Branded Content. Defiendo ‘a muelte’ el diseño de contenidos de entretenimiento para marcas. Los contenidos que gustan son los que emocionan. Y emoción puede ser la risa, el terror o tocapatatamiento. Y, cuando eso pasa, recuerdas la marca que hay detrás. Seguro que el curso está genial. Es sólo un día y unos varios cientos de kilómetros; pero merecerá la pena.

Otra cosa que me ha pasado esta semana ha sido encontrar un artículo sobre este proyecto en un par de webs. La primera… en Adecco. Flipa. Entré para buscar empleo y me cruzo con un artículo en su blog. Lo podéis leer AQUÍ. Pero es que ahí no queda la cosa. También descubrí que el proyecto está en una lista con las 10 formas más originales de búsqueda de empleo en un medio como El Economista. Flipa one more time. La lista está AQUÍ. Pero sigo en paro, señores. Y sigo teniendo mis dudas, mis miedos, mis días invisibles. Pero también pequeñas alegrías, recompensas y… experiencias.

Hace poco me dijeron que todo lo que estoy aprendiendo será de vital importancia (parece un diálogo sacado de una película de aventuras) en el futuro. Oye, pues igual es cierto. Porque jamás imaginé que me convertiría en un ‘¿espertillo?’ del tema del desempleo. Esta mañana me ha llamado un antiguo compañero de trabajo porque acababa de descubrir el blog. Y me dice: “Macho, ¿por qué no te haces tertuliano en algún programa y hablas del paro?”. Venga, vale. ¿Dónde entrego el CV para eso? Jajajaja Pero, vamos, que… fuera de bromas… si alguien quiere que cuente mi experiencia en vivo y en directo… lo haré más agradecido que Melendi por un bote de suavizante para el pelo.

Cambiando de tema, esta mañana he estado en un taller para sacar el máximo partido a LinkedIn. ¿Usáis esta red social? ¿No? ¿Y a qué estáis esperando? Un par de cosas os digo: 1. La entrevista de trabajo que tuve hace poco… esa que me gustó tanto… pero que no ha terminado en empleo (por el momento)… salió a través de LinkedIn. 2. La comunicación con Artevía y el BBK Live fue a través de LinkedIN. Si estás en paro (y si no… también) os aconsejo que os hagáis un perfil.

¡Ah! Lo he comentado en algún momento en la página de Facebook pero lo repito por aquí. Os aconsejo que veáis Espejo Público de Antena3. Se emite todas las mañanas. A eso de las 10.00h suelen hablar sobre desempleo. Te puedes encontrar ofertas de empleo pero también historias motivadoras de emprendedores españoles. Cada vez que puedo veo esa sección, aunque sea online mientras hago mis cosas en el portátil.

Y poco más que contar. Hoy he charlado sobre la viabilidad de algunos negocios. Y, además de echarme unas buenas risas, he puesto en funcionamiento a la neurona. Imaginar lo que alguien tiene en mente hace que la tuya comience a crear. Y eso la activa. Así que… tras dos días invisibles… puedo decir que el de hoy ha sido… un día con sabor a vida. Y así deberían ser todos los días de nuestra vida.

Que tengáis un buen final de miércoles. El relato continuará la semana que viene. Gracias, una vez más, por acompañarme.

Buenas noches y ánimo.

PD. Si tienes dos días invisibles a tu espalda, no permitas que aparezca un tercero. Sube a la montaña, ve al parque, pasea por el campo o… pon a trabajar a tu neurona en la…

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

¿Qué es el éxito para ti?

Esta noche he tenido ensayo con mi grupo. Pensaba llegar a casa y contaros qué tal el día y un par de cosas más o menos interesantes. Pero… ¡sorpresa! alguien me acaba de pasar un vídeo que debo compartir. ¿Por qué? Porque habla sobre un tema que hemos tocado aquí una y otra vez… “¿qué c#@$% hago con mi vida?”. Así que las cosas que os iba a contar hoy… os las contaré mañana.

Mono pensando

¿Me quedo en esta rama o salto a otra?

Una o dos carreras (en las medias), uno o dos mastereses (del universo), títulos de idiomas (guatyurneim y todo eso), bla bla bla… y sin puestos de trabajo disponibles de ‘lo tuyo’. Cuando han pasado meses o años y no consigues trabajar de aquello para lo que te has formado piensas ‘Vaya, ¿tan mierder soy?’. ¡Error! Sí. Puede que seas un mierder. No te lo voy a discutir si te empeñas. Pero te aseguro que… no hay tantas vacantes como antes. Esta misma mañana he recibido un mail de un antiguo compañero de trabajo, jefe y profesor al que admiro. Él sigue trabajando. Faltaría más. Es uno de los mejores en su campo. Le escribí pidiéndole ayuda. Su respuesta: hay tanta gente en la calle… que las empresas llaman directamente a los mejores veteranos.

¿Y qué ocurre cuando nos pasa esto? Que no sabemos que c#@$% hacer con nuestra vida. No sabemos hacia dónde caminar. ¿Y a qué me dedico ahora? Pues no lo sabrás de momento. Pero te aseguro que cuando lo sepas te va a obsesionar tanto que comerás en 5 minutos, que desearás llegar a casa para ponerte a ello, que cancelarás planes porque querrás utilizar el máximo de tu tiempo con esa actividad, que dormirás poquísimo y que… no dudarás en que lo que te apasiona… es lo que quieres hacer.

¡Ojo! No digo que te des por vencido si ahora mismo no hay trabajo de aquello que te apasiona. Si no hay trabajo… insiste. Fórmate. Prepárate. Haz eso mismo por tu cuenta. Demuestra que puedes estar entre los mejores. Y ten paciencia. ¡Ay la paciencia! ¡Madre de todas las ciencias! Y qué poca gente la tiene. Si eres bueno… todo llegará. ¡Mentira! Si eres bueno y te esfuerzas… todo llegará. Aunque hay otra fórmula… si tienes enchufe… ya te ha llegado. Pero, vamos, que ese es otro tema.

En fin, que cuando esta persona (gracias, Julia) me ha pasado el vídeo no he dudado que sería interesante. Conoce el blog mejor que nadie. Y si dice que me puede interesar… es que me puede interesar. Y no se ha equivocado. Mirad la chapa que os he soltado de golpe. De golpe y sin cenar. Recién llegado del local de ensayo y deseando ver el final de la primera temporada de Homeland.

El vídeo es de Luzo, un vblogger que se dedica a subir vídeos de humor. Pero este… es distinto a los que suele hacer. Son reflexiones que macerado a lo largo de su vida. Y está inspirado en alguien a quien admira: Will Smith. Lo que más me gusta del vídeo es que dice cosas que yo también he dicho en varias ocasiones. ¿Qué significa? Que el qué c#@$% hago con mi vida podría ser una ciencia empírica. Pues eso… el vídeo:

¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis claro qué c#@$% hacer con vuestra vida?

Buenas noches, buenas reflexiones y buenas decisiones.

PD. Cuando sabes lo que quieres… no dudas ante una pregunta. Cuando sabes lo que quieres… no hay muros que valgan. Cuando sabes lo que quieres… se emociona tu ectoplasma al decir…

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Cuando llega el frío.

… … … … … … … … … … … …
Hoy… hace frío en esta buhardilla perdida en mitad de la huerta. Hoy hace frío más allá de la puerta. Pero también dentro.

… … … … … … … … … … … …
Hoy me he proyectado viviendo un futuro fantástico. Y he cerrado la ventana por primera vez en muchos meses. Porque tengo frío y esas visiones se podrían congelar.

… … … … … … … … … … … …
Hoy he mirado la pared. Y el techo. Y el cielo. Y la oscuridad que aparece al cerrar los ojos. Hoy he mirado y no le visto. Me he concretado y no estaba. Y, al rato, seguía sin aparecer. No le he visto. Pero sí he sentido que hace frío. El clásico frío que precede una época de cambios.

… … … … … … … … … … … …
Hoy ha sido lunes.

Gatos vestidos

Está claro… llega el frío.

He despertado con la noticia de que aquella chica que hizo un vídeo para despedirse de su empresa ha encontrado empleo. Bueno, o más bien se lo han ofrecido. Le entrevistaron en un programa de televisión y le propusieron trabajar en él. Pero, por lo que parece, el programa terminó sin la respuesta de la chica. Como las grandes series, el capítulo terminó en alto. Podéis leer la noticia AQUÍ.

El día ha continuado en la red. Y he recordado otra época en la que también buscaba empleo. Llegarían grandes trabajos que no esperaba. Pero el ciberpaisaje era tan desolador como el que me he encontrado hoy.

Cada día parece que tengo más claro que la solución está en la innovación y en montar algo ‘por tu cuenta’. Ahora, ¿el qué? De momento ya realizado algunos trabajos como freelance. Pero no hay tanta demanda. Debo seguir pensando qué podría hacer.

Días de reflexión. Espero que regrese el calor. Aún no estoy preparado para el frío.

Mucho ánimo a los que buscáis empleo o un camino.

Buenas noches y gracias por seguir entrando. Cada vez quedamos menos por aquí.

PD. Hoy hace frío. Pero llegarán días…

<center >

Publicado en Sin categoría | 7 comentarios

¿Hablas español? Yes. Contratado.

El post de hoy será uno de esos mini-post con información y ayuda para encontrar empleo. El de ayer… pues fue un poco melodramático. Ya sabéis, de esos en los que me abro el pecho y dejo salir luciérnagas y mariposas, serpientes y sapos. Hoy toca relajarse. Segundo día del mes y con algunos avances aunque no llegan al indicador de orgásmicos.

¿Qué tal vuestro miércoles? El mío bastante invisible, la verdad. Todo el día en casa. Busca que te busca. Manda que te manda. Piensa que te piensa. Escribe que te escribe. Y… de repente, ya se ha hecho de noche. ¿Sabéis una cosa? Que no quiero tantos días invisibles en mi vida. Qué desperdicio.

hombre invisible

El hombre… digo… día… invisible.

Os quiero pasar una web que he encontrado esta tarde. En ella encontraréis ni más ni menos (como el tema de ‘Los Chichos’) que 223 ofertas de empleo en el Reino Unido en las que hablar español es totalmente necesario. ¿Cómo he dado con ella? Gracias al fabuloso portal Trabajar por el Mundo. Recomendable 100% que les sigáis en Facebook.

Si queréis ver estas ofertas, sólo tenéis que pinchar AQUÍ.

Y fin del post. Aún me quedan 2 horas para conseguir que el día no sea invisible. ¿Qué podría hacer? ¿Qué me recomendáis? ¿Me cojo el coche y me voy a la playa a dar un paseo? ¿Me hago para cenar algo que me encante? ¿Me pego un baño relajante mientras me tomo una copa de cava? ¿Bajo a ver la TV con mis padres? ¿O me pongo a tocar la guitarra?

¡Buenas noches y a seguir!

PD. ¿Cómo conseguir nuestro objetivo? ¿Cómo salir de esta? ¿Cómo volver a ser lo que una vez fuimos o incluso mejores?…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

De máscaras y cristal.

Aún no he conocido a un solo desempleado de larga duración que no tenga días de bajona. Puedes ponerte una máscara pero si un día no estás bien… se te va a notar. No obstante, no todo el mundo está capacitado para percibir el estado de ánimo de quien tiene delante (o en la distancia). No todo el mundo posee la capacidad de la empatía. Bueno, sí. Pero no todo el mundo sabe utilizarla. Y si no tienes empatía, no sabes ponerte en el lugar del otro. Como consecuencia, puede que no seas consciente de su estado de ánimo si ese día de bajona ha salido a la calle (o se ha quedado en casa) vistiendo la máscara de la sonrisa eterna. Y hay quien día tras día porta esta máscara como si de un escudo anti-realidad se tratase. Cosa que veo un error. El positivismo vacío dice que debemos sonreír sí o sí. Lo he leído mil veces. Pero si todo el mundo te ve sonreír, el día que no lo hagas se te echará encima. Y quizás ese día te sientas fabulosamente bien. Pero… la máscara de la felicidad eterna hará que los demás crean que forma parte de tu rostro, irremediablemente unida a la piel por finos hilos de dolor invisible. Y por ello… te dirán “¿qué te ocurre? ¿estás bien?”.

cartel frágil

Todos somos frágiles, como la película. No confundir con débiles.

¿Por qué apuesto yo? Por la naturalidad. Vamos a ver, tampoco se trata de ir por ahí con la cara descompuesta a lo chupalimones. Para eso quédate en casa. Ojo, que hay quien hace eso para que le pregunten “¿cómo estás?, ¿qué te pasa?”. Todos conocemos a gente que necesita estas inyecciones de ego y utiliza sus estrategias chutarse. No estoy en contra ni a favor. Puede que yo mismo haya exagerado, en alguna ocasión, la exteriorización de mis emociones para conseguir una muestra de atención o cariño. Pero, quizás, no sea lo más recomendable. Apuesto por la naturalidad.

¿Y con todo esto qué quiero decir? Pues que todos los que leéis este blog y estáis desempleados seguro que habéis tenido días de bajona. Los días de bajona se diferencian de los días invisibles en que, estos últimos, son días sin avances destacables aunque sin necesidad de sentirte regulero en cuanto a autoestima.

Pues bien, el desempleo (es esa enfermedad que comienza en un milímetro de una extremidad y, pasado un tiempo, te das cuenta de que ha invadido la mayor parte de tu ser físico y psíquico) causa, entre otras cosas, desajustes en la autoestima y confusión en la identidad de quien lo padece. No te sientas raro si te ocurre porque es normal. Lo curioso (y exponencialmente deleitante) son los avances orgásmicos. ¿A qué me refiero? A esas respuestas de empresas, a esos pequeños encargos, a ese amigo que dice que igual te encuentra algo… Esos avances son tan poderosos que pueden hacer que tu autoestima suba del 10% al 90% en tan sólo unos segundos. Los avances orgásmicos hacen que salgas a la calle y hagas esto (NOTA: en la versión ‘español de España’, Bart dice “fardar”):

No. Hoy no he tenido avances orgásmicos. Lo prometo. Es más, he despertado con bajonix a mi lado. Y no recordaba haberme ido con ella anoche a la cama. Estas cosas pasan, ‘ya tu sabeh’. He tenido que ir al centro a acompañar a alguien a ‘hacer un mandao’… Y, mientras esperaba en el coche, me ha dado por… peligro… por… esto se debe hacer con cuidado… por… no te acostumbres, eh… por… tú sabrás lo que haces… por… pensar. Sí, pensar. Y ¿en qué he pensado? En todos los avances orgásmicos que he tenido desde que abrí el blog. Participé en el marketing online del Biblao BBK Live 2013, escribo para llaollao, también para Tarifas Blancas, impartí un curso de Gestión Emocional a nivel nacional, hace poco tuve una entrevista de 2 horas con una empresa en la que me encantaría trabajar, gané un premio a mejor blog de mi comunidad autónoma y varios por el cortometraje que escribí… Durante la etapa septiembre 12/13 he tenido una gran cantidad de avances orgásmicos que han hecho que mi autoestima rozase, por momentos, el mismísimo suelo de Venus. Y pasados unos años recordaré esta etapa como una prueba personal.

Con todo esto quiero decir que la autoestima de cristal del desempleado (No confundáis esto con la debilidad que no es lo mismo) es un rasgo característico del que no deberíamos avergonzarnos. Pero tampoco regocijarnos ni recrearnos en él. La autoestima de cristal se debe reforzar con los avances orgásmicos, con las relaciones personales, con el apoyo de la familia, con tus aficiones, con aquellas cosas que sabes hacer tan bien, con todo aquello que hace que te sientas genial. No. No es optimismo vacío del que postula que hay que reír cada día aunque no tengas con qué pagar la hipoteca de tu casa. No es eso. Además, no quiero hablar de algo que (afortunadamente y gracias a una de esas decisiones alocadas) no he vivido. Creo que sabéis perfectamente a qué me refiero con todo este tema de la autoestima de cristal, de la máscara de la sonrisa eterna, del refuerzo de la autoestima, de los avances orgásmicos y de la naturalidad.

¿Sabéis una cosa? Siempre me han aconsejado escribir sobre lo que conozco. Y si quiero escribir sobre algo que no conozco… que me documente bien antes. Por eso, llevo un año entero desnudando mi alma frente al mundo. Qué marrano. Lo que leéis es lo que soy. Y, en estos momentos, soy un desempleado que da gracias al universo por los avances orgásmicos que ha tenido a lo largo del año, que busca aquello en lo que más pueda aportar, que también duda pero que tiene una fuerza mental (y física… no soy tan tirillas) que le hace estar orgulloso de sí mismo. A lo largo de mi vida he cometido muchos errores, he tenido un buen número de decisiones equivocadas, he arriesgado (y mucho) pero… he aprendido mil y una valiosas lecciones.

No dejes que nadie machaque tu autoestima. Defiéndete… sobre todo… de ti mismo. Eres tu peor enemigo y tu principal aliado.

Todo es cíclico. Disfruta los buenos momentos porque se irán… y no llores indefinidamente por los malos… porque pasarán.

Y no salgas a la calle con la ropa interior sucia no sea que, Dios no lo quiera, te pase algo y te lleven al hospital. (Ya que me pongo a soltar consejos viejunos… pues meto uno que me decían de pequeño)

Mañana sonríe… pero sin máscaras :)

Buenas noches y gracias por leer estas juanpedradas.

PD. Los altibajos de autoestima son normales… en todas las personas habidas y por haber. ¿Por qué? No sé. Supongo que es cosa del…

<center >

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Ladrón de bicicletas.

Tengo un gran recuerdo de esta película. Cuando la vi era adolescente. Un sábado por la noche. No me apetecía salir y me quedé en casa. Recuerdo que, de madrugada, encendí la TV para zapear. Y en la 2 estaba comenzando una película. Nunca había oído hablar de ella (más tarde, durante la segunda carrera… oiría hablar y mucho de este clásico) y le di un voto de confianza. Creo que es la película que más he disfrutado viendo solo. Me enganchó muchísimo. Era como ver un Callejeros pero ficcionado. Es lo que tiene el neorrealismo italiano. Recomendable 100%.

¿Y por qué hablo de esta película? Porque el sábado me invitaron a un evento con las bicicletas como protagonistas. En Murcia tuvo lugar el evento CicloVida. Durante toda una mañana se cortaron algunas calles de la ciudad para que la gente sacase sus bicis, patines, monopatines… y piernurras… para moverse por el centro. Había un stand para bloggers y me invitaron a participar. Una mañana de domingo muy aprovechada.

bicileta

Fotografía sacada del blog lanarepublicana.com

¿Qué tal vuestro comienzo de semana? El mío a tope. Antes de ponerme a buscar trabajo y a escribir varias entradas pendientes… he visto el final de Breaking Bad. No quería encontrarme spoilers en las redes sociales. ¿Alguien ha seguido la serie? ¿Qué os ha parecido el final? Así asá, ¿verdad? Ni chicha ni limoná.

En fin… que hoy he enviado varios curriculums, he recibido respuesta de una empresa diciendo que no tienen vacantes en este momento pero que se guardan mi CV (respuesta que agradezco mil porque el silencio eterno suele ser lo normal en estos casos) y varios “enhorabuenas” a través de LinkedIn. Resulta que he modificado el texto donde hablo de mi blog. Hasta ahí todo normal. Pues bien… en los muros de mis contactos parece ser que aparecía algo como “dar la enhorabuena a Juan P. Gálvez por su nuevo empleo”. ¡Que no he encontrado trabajo!

¿Sabéis una cosa? Me siento estafador cuando ayudo a alguien a buscar empleo. Igual lo de ‘estafador’ es demasiado. Pero si yo supiese qué hay que hacer para encontrar empleo… pues este blog iría, quizás, sobre el apareamiento de peces de colores en el trópico de Cáncer. Yo que sé. Aunque… pensándolo bien… esto es como si supiese toda la teoría sobre mecánica pero… a la hora de arreglar un coche, fuese un torpe con las herramientas. Oye, igual la metáfora no es mala. Creo que tengo muchos conocimientos sobre herramientas para la búsqueda de empleo. Es lo único que puedo ofrecer. Eso y ánimo.

Y fin del lunes. Mañana… más aventura.

Buenas noches y buena suerte.

PD. Cada inicio de mes es como un…

<center >

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cursos gratuitos interesantes.

Pues el post de hoy será de los breves. No tengo mucho que contar pero sí algo que me gustaría compartir. En mis horas diarias de búsqueda de empleo, oportunidades, posibilidades, cursos y demás… he visitado la web de Reinvenciones. Quien haya seguido mi aventura sabrá que hace un tiempo impartí un curso online sobre Gestión Emocional. La empresa para quien preparé el curso sigue ofreciendo otros muy interesantes. Se trata de talleres gratuitos que se imparten a través de la web y con una duración de 1 hora normalmente.

De cara al mes que viene ya me he inscrito en dos de ellos. En uno me enseñarán a utilizar al máximo todo el potencial de LinkedIn. El otro trata la reputación online. Me parecen dos contenidos fantásticos. Os invito a que echéis un ojo a todos los cursos que se van impartiendo. Seguro que os gusta alguno de ellos.

Y por hoy, nada más que contar. Sigo plantando semillas y regándolas a la espera de que salgan brotes verdes.

Buenas noches y ánimo.

PD. Si no sabes si hacer algo pero una gran parte de ti dice que lo hagas, da el…

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Ponerse una fecha.

Recuerdo un día, estando en una playa de la zona de Alicante, decir aquello de “me pongo una fecha”. En aquella ocasión me puse hasta diciembre. La empresa en la que trabajaba cerró sus puertas en abril. Pocos meses después, me puse esa fecha. Si no encontraba nada antes de diciembre (justo cuando la cuenta atrás de este proyecto llegaría a cero)… haría las maletas. Vale. Eso suena muy bien (o no) pero… ¿dónde? ¿Con qué dinero? ¿Con qué objetivo? Llegó la fecha y no me fui. No fue cobardía ni indecisión. Fue un ‘no es el momento’.

Calendario

“Del día tal no pasa” JA-JA-reJA

Sería un tiempo después cuando me puse otra fecha. Pero esta vez para retomar el inglés y sacarme un título oficial. Y lo cumplí. Pero… además de esa fecha me puse otra. Si no consigo nada antes de septiembre, retomaré mi doctorado. Sí. Hace unos años parecía que mi actividad profesional estaría ligada directamente con la enseñanza superior. Terminé la segunda carrera con un proyecto final que hizo que me propusieran para una beca de investigación. La cosa… finalmente… no cuajó y no tuve la suficiente solvencia económica como para dejar mi trabajo de recién licenciado y dedicarme solamente a estudiar. Por eso, el año pasado me puse esa fecha. Septiembre. Preparé toda la documentación y me aceptaron en la universidad. Pero no conseguí recaudar el dinero necesario para la matrícula. Así que… desestimé, por el momento, la vuelta a las aulas.

Y ahora, ¿tengo alguna fecha? No. Me aterroriza. Porque las ‘fechas’ se echan encima. Y buscas excusas para alargarlas porque no has conseguido encontrar una solución. Y no porque no hayas hecho todo lo posible sino porque, quizás, la suerte no está de tu parte.

Y ahora, ¿qué hago? Ayer estaba algo flasheado. No sé si la gente que tuve cerca me lo notó. Pero este día de la semana sigue siendo complicado. Es la primera vez en mi vida que estoy tanto tiempo sin ‘trabajar’. Y lo digo entrecomillado porque, aunque tengo encargos esporádicos, no llego a conseguir una remuneración que me permita la medio estabilidad que una vez tuve. En fin… que sigo pensando y pensando y pensando. Y me duele la cabeza. Pero sigo pensando. “Nenico, deja de pensar que no es güeno”, he escuchado en alguna ocasión. Pero es lo único que me queda para vislumbrar ‘hacia dónde tirar’.

Hay un vídeo bastante inspirador que quiero compartir al final de la entrada. Te lo puedes tomar como un ‘mal de muchos, consuelo de tontos’ o como un ‘aunque no tenga una fecha, aún puedo conseguirlo’. Qué difícil es saber lo que se quiere hacer, ¿verdad? Cuando iba al instituto tenía muchos oficios en mente. Pero me decanté por uno en particular porque cuando veía profesionales de ese campo me venía a la cabeza la siguiente frase: “espera, se lo están pasando genial y… ¿cobran?”. La comunicación en general y el entretenimiento en particular han sido siempre mi pasión.

Admiro a los médicos porque ellos nos ayudan a alargar la vida. Admiro a los ingenieros porque ellos construyen el mundo. Admiro a los profesores porque ellos nos acompañan en nuestro proceso de aprendizaje. Pero también admiro a los comunicadores porque pueden informar pero también entretener. Y el entretenimiento es totalmente necesario. Y más en esta etapa que nos ha tocado pasar. Esta noche veré varios episodios de una serie y me ayudará a desconectar de mis problemas. Eso… es para admirarlo. ¿O no?

Los Beatles tuvieron que escuchar frases hirientes que decían que no llegarían a nada. Walt Disney fue despedido de un diario porque decían que no era original y creativo. Michael Jordan pasó un tiempo llorando en su habitación porque le dijeron que el baloncesto no era lo suyo. Ellos sabían lo que querían. Ellos estuvieron a punto de darse por vencidos. Si aún no sabes qué quieres hacer con tu vida… no te preocupes porque lo sabrás. Y cuando lo sepas… querrás conseguirlo.

Espero que hayáis tenido un buen comienzo de semana. El mío ha estado muy bien. Incluso comenzando en lunes.

Buenas noches y buena suerte.

PD. Estoy seguro de que dentro de unos años pensaré en esta etapa laboral de mi vida y sonreiré al recordar el blog y…

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios