No ha podido ser.

Quien siga esta aventura, sabrá que hace algo más de una semana tuve una entrevista de trabajo a 400 kilómetros de casa. Se trataba de una segunda entrevista. La primera fue a través de Skype, para conocernos. Por suerte, a la semana de aquella conversación por Skype surgió una oportunidad laboral en la empresa. Me llamaron para conocernos en persona, me subí al coche y me presenté en las oficinas. Hoy… he tenido respuesta. Y, por el momento, continuaré en casa. No ha podido ser.

emoticono triste

No. No tengo esta cara ahora mismo :p

Me propuse no emocionarme. Me propuse no anticipar. Me propuse no esperar. Me propuse no imaginar un cambio de ciudad. Pero mentiría si dijese que lo conseguí. Me proyecté en aquellas oficinas, paseando por las calles colindantes y saliendo a correr por los parques que hay cerca. Eché un vistazo a los alquileres de la ciudad, busqué zonas cercanas a la oficina… y… un poco sí que me emocioné. Pero… no ha podido ser.

Y desde aquella entrevista tenía mis esperanzas en ese puesto de trabajo. Algo me decía que encajaba perfectamente con la filosofía de esta empresa. Algo me decía que volvería a subir aquellas escaleras pero para trabajar. Algo me decía que volvería a ver a aquellas personas pero como compañeros. Aunque… no ha podido ser.

Me siento afortunado por muchas cosas. Muchísimas. Muchos de nosotros no tenemos motivos para quejarnos. He aprendido a relativizar los problemas. El paro es uno grande pero… hay cosas peores. Pero no confundáis mis palabras. Soy anti ‘mal de muchos’. Cada cuál tiene sus problemas y sabe mejor que nadie darle la importancia que se merecen. Aunque, a veces, ocurren cosas que hacen que abras los ojos y te des cuenta de que lo que creías un gran problema… no lo es. Por eso, no voy a dejar que este golpe me desanime. Voy a continuar hasta que… un día… pueda ser.

Esta mañana, mientras desayunaba, he visto en televisión un par de casos de jóvenes emprendedores que han cambiado de rumbo sus vidas profesionales. Estaba el caso de una chica periodista que ahora se dedica a hacer galletas de chocolate en casa. Y le va muy bien. También ha aparecido un chico que pensaba gastar sus ahorros viajando por el mundo. Pero ante la crisis que vivimos… ha invertido en material para fabricar gafas con moldura de madera en el sótano de casa de sus padres. Y… le va muy bien. Por momentos pienso… “¿debería tomar un camino totalmente distinto al que he llevado siempre?”. No sería la primera vez que lo hago. He cambiado de camino en varias ocasiones aunque siempre dentro del mismo campo profesional. Pero, quizás, debería comenzar a caminar hacia otro lugar totalmente diferente. Y ahora viene la pregunta… ¿qué se me daría bien hacer?

Hoy es una noche especial. Estoy solo en casa. El silencio vive tras la puerta de esta habitación donde suena Mesita a todo volumen. Pero no voy a dejar que los pensamientos negativos, la tristeza o el pesimismo invadan el hogar… o mi mente. Ya he colocado una herradura con las puntas hacia arriba tras la puerta. Así, lo único que podrá atravesarla será la buena suerte. Hoy es una noche especial. Porque me he enterado hace pocos minutos de que… no ha podido ser.

Buenas noches y gracias por continuar leyendo mi diario.

PD. Hoy, más que nunca, necesito…

Publicado en Sin categoría | 7 comentarios

Cuando el tiempo pasa muy rápido…

Dicen que el tiempo pasa rápido cuando es agradable lo que estás haciendo. Recuerdo aquellas asignaturas del instituto que no me gustaban nada. La hora se hacía eterna. Pues eso quizás se pueda extrapolar a otros aspectos/situaciones de la vida. ¿Y a qué viene esto? A que se me ha pasado el fin de semana volado. No he pensado en el desempleo, no he pensado en todos los meses que llevo en esta situación, no he pensado en que… el lunes… tendría que ponerme a la carga de nuevo.

reloj de pared

A veces, querría detener esas manecllas.

¿Bien vuestro comienzo de semana? Yo he estado todo el día adelantando trabajo. Colaboro escribiendo en los blogs de dos empresas. Los lunes me gusta aprovecharlos a tope para tener más días por delante para las posibles modificaciones. Además, así puedo centrarme varios días enteros a la búsqueda de empleo. Y poco más. Este lunes azul no ha tenido nada destacable más allá de encontrar una web donde ver un buen puñado de películas a las que quiero hincar el diente.

La nota negativa se la lleva mi cuello. Desde hace varios días tengo una tortícolis de manual. Y pasar tantas horas frente al portátil no ayuda. Esta noche creo que me quedaré en casa viendo una peli pero no sin antes salir a correr para quemar grasas y pensamientos dañinos. ¡Espero que no sea perjudicial para el cuello!

La semana pasada me entrevistaron en un programa de televisión de Murcia. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo. Es un placer pertenecer ya a la wikifamilia. Podéis ver el programa AQUÍ. Mi careto aparece a partir del minuto 23:50 pero os recomiendo que veáis el programa completo. Es muy interesante.

Y ya. La entrada de comienzo de semana acaba aquí. Me encantaría poder contaros muchas más cosas pero hoy… no ha habido llamadas, no ha habido buenas o malas noticias, ni pasos hacia delante ni hacia atrás… Hoy… ha sido un lunes del montón, con sus cosas buenas y malas, pero… del montón.

Que tengáis un buen final de día. ¡Buenas noches!

PD. Al igual que los Gremlins, tiene una serie de reglas para que no se convierta en nuestra enemiga. No hay que permitirle caprichos en exceso, no hay que alimentarla a deshoras, no hay que escucharle en todo momento, no debe ser el centro de tu atención ni pretender pasar la mayor parte del día a su lado…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Hoy sí… cumpleaños feliz.

Vale. Vaya lío. Que si el cumpleaños de la web. Que si el cumpleaños del blog. Que si ayer hizo un año que escribí la primera entrada pero no la subí a la red hasta el día 11… En fin, que hoy ha sido el cumpleaños del blog. Y la entrada de esta noche será breve. El lunes creo que expresé claramente lo que sentía tras el año del blog. Así que hoy tan sólo haré lo que iba a ser la rutina del mismo: un diario.

diario

Durante un año, he escrito las páginas de mi vida laboral.

Miércoles 11 de septiembre. Hace más de un año que cerró la empresa en la que trabajaba. Además, cerró pocos días después de notificarme que pasaba a ser indefinido. A lo largo de todo este año he trabajado en bastantes cosas pero siempre de forma esporádica. Proyectos muy interesantes pero fugaces. He saboreado el trabajo como freelance. Cuando me quedé en paro me permití unos días de descanso. No me ponía despertador. Pero fueron tan sólo unos pocos días. Después, mi despertador sonaba cada mañana como si tuviese que ir a trabajar. Y es que, más o menos, eso es lo que hacía. Y hoy… he vuelto a hacer lo mismo. He despertado, me he aseado, he desayunado y me he sentado frente al ordenador. Una ojeada a mis redes sociales, he respondido a los mails pendientes, he visitado los blogs y webs que me gustan… y… he buscado trabajo. A fondo. He descubierto nuevos portales de empleo. He hecho nuevos contactos en LinkedIn. He enviado varios emails con candidaturas espontáneas y me he inscrito a algunas ofertas. He visitado varios perfiles de directivos. He enviado algún mensaje privado. Y así durante 5 horas.

Tras la comida, he descansado un poco la vista. Me he tumbado en la cama y me he escuchado. ¿Lo habéis intentado alguna vez? Si te quedas en silencio sobre la cama te puedes oír. No vas a escuchar una voz hablándote pero si que vas a percibir sensaciones y emociones. Si os pasa como a mí… (soy muy físico, por llamarlo de alguna manera), vuestros sentimientos os hablarán a través de la potencia y velocidad con la que os palpita el corazón, de la intensidad de la respiración, del modo de tragar saliva, del sudor, de las lágrimas (no tienen por qué ser de tristeza, no os equivoquéis)… Y esta tarde, mi cuerpo me ha dicho muchas cosas. Entre ellas: que vuelva a hacer ejercicio. Hasta hace un par de meses corría 5 días a la semana. He bajado el ritmo. Eso… no puede ser. También me ha dicho que estaba nervioso. Que hoy he sido consciente (de nuevo) de mi situación y que, en breve, deberé tomar decisiones. Y cuando el cerebro ha comenzado a enviarme imágenes innecesarias… me he levantado y he puesto música.

Después, he tenido un examen. Al salir, me he ido a tocar. La música me relaja, me motiva, me hace desconectar. Y he regresado hace un momento. Por eso vuelvo a escribir tan tarde.

Como veis, no he celebrado el cumpleaños del blog. Pero lo celebraré. Por supuesto que lo celebraré.

Hoy ha sido un día… invisible.

Buenas noches y buenos sueños.

PD. Una celebración, si es por conseguir algo que quieres, siempre…

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Feliz cumpleaños, Constancia… digo… 100días.

Vaya. Hoy sí que diré aquello de “qué rápido pasa el tiempo”. 365 días. La web cumplió un año la semana pasada pero hoy… ha sido el cumpleaños del blog. Este proyecto ha tenido dos partes que nacieron unidas como siameses pero se fueron separando para, tras la muerte de una de ellas, continuar creciendo más allá de su esperanza de vida. Y hoy, este blog, ha cumplido un año. Me resulta muy gracioso leer las primeras entradas. El blog aún estaba virgen. Aún era una masa informe pero maleable. Mis pretensiones no eran otras más que contar día a día los pasos de la aventura. Pero jamás imaginé que se convertiría en un diario personal donde desnudaría mis emociones y las compartiría con todo aquel que necesitase (o no) sentir que no está sólo en aquello que llaman ‘desempleo’.

100 días

El primer vídeo del blog ya no está activo. ¿Qué sería?

Ayer hablaba de las decepciones, de no esperar, de no anticiparse, de las expectativas que terminan convirtiéndose en frustración. Hoy no he esperado. Pero eso no quiere decir que no me habría gustado (y al blog también) conseguir un empleo como regalo. El día ha sido largo. Y no voy a negar que, por momentos, miraba el móvil esperando una llamada que me empujase a escribir la primera página de lo que podría ser un libro sobre las reflexiones que he tenido este año hasta conseguir trabajo. Si hoy hubiese encontrado empleo, esas casualidades inexistentes me habrían pellizcado en la cintura instándome a compartir todo TODO lo que he aprendido este año. Y os puedo asegurar que ha sido mucho. Además, hay secretos. Como todo libro… como todo buen libro… las páginas esconderían un secreto. “¿Qué haces para ser tan optimista?”, me preguntan una y otra vez. Que nadie se engañe; no soy ‘tan optimista’. Un día lo explicaré mejor.

Alguna vez he comentado el tema del optimismo vacío. Hoy me he encontrado una viñeta que he guardado para compartirla esta noche.

Viñeta de humor

Saltar al vacío… es más complicado de lo que parece.

Todos tenemos alas. Sí. Pero no todos sabemos usarlas. Más bien… yo diría… que no tenemos alas sino la capacidad de volar. Encontrar los medios adecuados para volar… eso… es cosa nuestra. Oye, esto me recuerda a algo que leí el otro día en la página de Facebook de Evolución Alternative Coaching que me encantó: “Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas”. Pues eso… que no nos engañemos con el ‘podemos volar’. Porque es cierto que podemos hacerlo… pero… hay que poner mucho de nuestra parte, tener los medios adecuados, y un poquito de suerte. El pensamiento positivo es importante (mucho)… pero no la solución a todos los problemas. Si fuese tan sencillo como ir medio ‘drogui’ todo el día con una sonrisa y diciendo “todo irá bien”…

Un año compartiendo mis miedos, mis sueños, mis tristezas, mis alegrías… mi vida. ¡Qué barbaridad! Me he expuesto a cualquiera que entrase a esta web. Pero ha sido parte del juego. Yo me desnudaba… y, a cambio, me sentía menos sólo en el camino. Oye, ¿qué tipo de juego pervertido es este? En fin… que exponerme de este modo… sólo me ha aportado… cosas positivas. Muchas. Cuando terminaron los 100 días pensé que debía cerrar el blog. Pero continuar escribiendo en él cada día me permitió ganar un premio, aparecer en un documental, escribir el blog de llaollao y Tarifas Blancas, trabajar en el marketing online del Bilbao BBK Live 2013, de ENAE Escuela de Negocios de Murcia… Al final, puede que la constancia y la perseverancia (en serio, parecen los nombres de mis vecinas) estén dando sus frutos. Pero si no lo he cerrado ha sido también porque vosotros me dijisteis que no lo hiciese y porque el pepito grillo del blog también insistió. Y ahora toca decidir… ¿continúo con él hasta el final feliz o le dejamos descansar como se merece?

¿Sabéis? Quiero quitarme la etiqueta de “el de los 100 días”. El otro día lo decía en la entrevista de trabajo. Ha sido genial todo esto pero… no puedo seguir siendo por mucho más tiempo ‘el chico ese que habla de buen rollo aunque esté en paro’. Que no es que no me guste estar de ‘buen rollo’ pero… puede que esa etiqueta de ‘parado’ sea (paradójicamente) el freno a la consecución del objetivo. No lo sé. Hoy he preferido mantenerme muy ocupado para no pensar en todas estas cosas. Hoy… ha sido el cumpleaños del blog, y se merecía pasar un día tranquilo, sin complicaciones, sin neuras o grandes reflexiones. Hoy… ha sido su día.

Mil gracias, en serio, por entrar cada día al blog, por haberme acompañado durante tanto tiempo, por comentar las entradas, por ayudar a difundir mi búsqueda de empleo, por aconsejarme… por estar ahí.

Buenas noches y feliz cumpleaños :

Un momento. He visto algo. Mirad la fecha de la captura de pantalla del primer post del blog. ¡Pone 11 de septiembre! Acabo de darme cuenta de que el post lo escribí el día 10 pero no lo subí hasta el día 11 a primera hora de la mañana. Por tanto… el cumpleaños del blog es el día 11. ¡Oh! ¡Esto es genial! ¿Ocurrirá algo interesante mañana? ¡Me encanta haberme equivocado! ¡Re-cumple!

100 días para encontrar trabajo

¡Me he dado cuenta mientras maquetaba el post!

PD. Si el blog ha tenido un año total, mañana se merece un…

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Recuerdos de infancia y demás pasatiempos.

Cuando hoy he despertado no imaginaba que sería un lunes de recuerdos, de viajes en el tiempo, de sensaciones olvidadas, de olores en mi memoria, de frases grabadas a fuego en mi mente… de ser consciente… hiperconsciente. Pero vayamos por partes. El día ha sido internamente intenso y debería deconstruirlo… si es que eso se puede hacer.

Lunes. El día 5 de septiembre cumplió un año este proyecto. Aún no ha sido el cumpleaños del blog pero sí de la autocampaña de búsqueda de empleo. Recuerdo las esperanzas que puse en ella. Todo comenzó como un experimento, un estudio social (y personal) para ver hasta dónde podía llegar mi búsqueda. Y, personalmente, ha sido un éxito. Aún no he encontrado un trabajo ‘estable’ (que era el objetivo principal) pero, en ningún momento, imaginé que esta web sería casi el centro de mi vida a lo largo de todo un extrañamente corto año. El día de su cumpleaños lo pasé en otra ciudad. Como sabéis, como regalo de cumpleaños (y de forma no consciente) una empresa que siempre me pareció atractiva me entrevistó. Os puedo asegurar que fue la entrevista más interesante que me han hecho en toda mi vida laboral. Casi dos horas de (esto es lo mejor) conversación. La primera impresión que he tenido sobre esta empresa es que es muy distinta en varios aspectos a otras que he pisado. No sé si en algún momento cruzaré sus puertas como parte del equipo pero… fue un buen regalo de cumpleaños para la web. Me dijo que estaba contenta. Y sopló la vela. Y pidió un deseo.

Senda en el bosque

Cuando era niño, imaginaba mil personajes apareciendo al final de esta senda.

Hoy he estado, después de mucho tiempo, pisando la tierra donde pasé parte de mi infancia. Y ha sido extraño. Tengo una memoria terroríficamente buena para recordar imágenes y sonidos como si estuviese frente a una película. Y he vuelto a ver a mi familia comiendo en la puerta de la casa, a mis primos correteando entre los árboles, al perro ladrando junto a su caseta y a mí mismo imaginando monstruos gigantes al final de la senda. Y algo ha hecho ‘clic’ dentro de mi cabeza. Me gusta creer que las coincidencias no existen pero en ese momento ha comenzado a llover… en la calle y en mi interior. Y he recordado los sueños que tenía de niño, de adolescente y ya algo más mayor. He recordado esperanzas, creencias y proyecciones. Siempre me proyectaba como alguien feliz, como alguien que dedicaría su tiempo trabajando en algo que le encantaría… una persona de ‘éxito’ (el éxito es un término que considero con interpretación personal; muy personal) Y he mirado mi reflejo en un tonel lleno de agua. Y he visto a alguien que siempre ha luchado por lo que quería, que nunca se ha dado por vencido, que ha cometido muchos errores en su vida pero ha sabido seguir adelante con sus virtudes y defectos. Pero no estoy donde, cuando era niño, pensaba que estaría. Me ha parecido ver al pequeño JuanP asomándose de puntillas al tonel, mirando mi reflejo a mi lado mientras me susurraba “aún no ha terminado”.

Foto al agua

El reflejo del pasado en agua de lluvia.

Y de camino a casa he pensado en el término “decepción”. En lo que significa que algo o alguien (o tú mismo) te decepcione. Esperar es un error. Esperar es lo que produce que aparezcan las decepciones. Me han decepcionado muchas veces. Me siguen decepcionando y lo seguirán haciendo. Y sé (y me duele) que yo también he decepcionado en más de alguna ocasión. No quiero más decepciones. Mi intención es no esperar (ni de nadie, ni de nada). Pero estoy seguro de que sabéis lo complicado que es eso. Por algún extraño motivo, somos seres que confían, seres con expectativas y deseos. Y cuando no se cumplen… aparece la decepción. Me gusta la Psicología, y recuerdo haber leído que la decepción produce frustración… y de ella… depresión. Por eso, mejor la sorpresa que la decepción. Aunque… la sorpresa como evento inesperado se da pocas veces. En la mayoría de ocasiones, las sorpresas vienen de algo que esperábamos aunque ocurra en un momento inesperado. Como se dice en mi casa: que pase lo que tenga que pasar. Y que venga lo que tenga que venir.

Mañana, este blog cumplirá un año. Y será momento para recordar lo que ha sido. Puede que llegue un tiempo de descanso.

Buenas noches a todos. Y gracias por continuar participando.

PD. Bicicleta, lluvia en mi ventana y cansancio acumulado. Creo que es…

Publicado en Sin categoría | 8 comentarios

Sorpresas de septiembre.

Mañana jueves 5 hará un año que nació 100diasparaencontrartrabajo.com. Hará un año que puse mis esperanzas en esta web; un año de emociones, alegrías, decepciones, bajones, sorpresas y… sobre todo… compañía. Os puedo asegurar que escribir cada noche y compartir mi aventura me ha hecho sentir menos solo en esto del desempleo. Antes o después… todo el que pisa esta tierra se siente solo, incomprendido, desmotivado… Y este blog ha funcionado en varios sentidos; entre ellos, como terapia personal y como escaparate de quién soy, de qué pienso, de qué hago… de qué siento.

Cubo

Muchas de las entradas del blog nacieron reflexionando frente al mar.

¿Bien vuestro miércoles? Esta mañana he tenido que formatear mi móvil. El pobre ya no quería seguir caminando. Pero, vamos… una pequeña intervención quirúrgica con técnica no invasiva y… solucionado (por el momento) Por la tarde… he tenido mucho que escribir. Mañana no podré teclear y quería adelantar cosicas. Tengo la cabeza como un bombo pero… he conseguido acabar todo lo de mañana.

¡Ah! Y me han entrevistado para un programa de televisión para 7 Televisión Autonómica de Murcia. Se llama ‘Wiki’ y lo emiten todos los martes a las 21.30 horas en el canal murciano. Ha sido muy curioso porque me han entrevistado a través de webcam. Los contenidos de ‘Wiki’ se centran en Internet y las nuevas tecnologías, así que… entrevistar a través de Skype me ha parecido muy interesante. El próximo martes 10 se emitirá. Si lo encuentro en la red… lo compartiré. ¡Creo que salgo con una cara de cansado…! ¡Maldito insomnio!

Y como de entrevistas va el juego… ¿recordáis que hace como dos semanas os dije que me entrevistaron a través de webcam pero para una empresa? Claro que sí. Si os pedí que me mandaseis energías. Pues bien… ha funcionado. Tengo una segunda entrevista. A más de 300 kilómetros de casa. Mañana por la tarde… Ya os dije que no es que tengan una vacante sino que quieren conocer a posibles futuros compañeros. Si mañana, a eso de las 16.00 horas, os hace… ¿me enviáis energías como la otra vez? Porque… la otra vez lo hicisteis genialmente genial.

Y así está el panorama. Mañana… hará 1 año de una web que me proporcionaría un premio, varios trabajos como freelance y las ganas de contar a todos qué es esto de estar desempleado. Y… como poco… también he conseguido… celebrar el cumpleaños con una entrevista de trabajo. Sea fructífera o no… era lo que buscaba con todo esto.

Muchas gracias por seguir ahí. Y buenas noches :)

PD. Cuando paso una mala racha, pienso que todo es cíclico. Como los…

Publicado en Sin categoría | 12 comentarios

Feliz año nuevo.

¡Hola, septiembre! ¡Hola, año nuevo! Pues sí. Desde hace mucho… siento que los años comienzan en septiembre. Sigo viendo los años divididos en cursos académicos o temporadas de televisión. Así que… hoy ha comenzado mi nueva temporada, el nuevo curso… o el nuevo año.

Señal de tráfico

Si quieres cambios en tu vida… comienza a provocarlos tú.

Lunes. ¿Qué tal la entrada al nuevo mes? Yo… por lo alto. ¿Por qué? Porque hoy me lo he tomado ‘libre’ Los lunes… al sol, decía la película. Pero un lunes al sol puede ser un buen modo de recargar energías para agarrar con fuerzas una temporada de cambios. Aunque lo que he hecho hoy me ha aportado mucho más que otros días que paso 12 horas frente al ordenador.

Quiero cambios. Y por eso… he comenzado desde lo más cercano a mí. Hablo de mi habitación. La semana pasada cambié los muebles de sitio. Es curioso… pero parece que sea totalmente otra. Ya es un modo de percibir cambios en mi vida. Me gusta pensar es que si quieres grandes cambios en tu vida… debes comenzar a cambiar lo que está más cerca de ti. Y cambiar los muebles de sitio… ya es un paso.

En unos días… esta web cumplirá un año. Y creo que todos sabéis cuál es el regalo de cumpleaños que ella querría…

Buenas noches y buenos cambios a todos.

PD. A muchas cosas. Entre ellas, a tus sueños. Qué importante es la…

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

De cuentos chinos para niños del Japón.

Hoy toca entrada breve. Este fin de semana me dijeron que me tomase vacaciones en el blog. La verdad es que no lo he hecho desde que lo abrí hace casi un año. Constancia es el nombre de mi vecina del cuarto. Hoy seré breve porque se ha hecho bastante tarde. Además, lo que quiero compartir no necesita de grandes parrafadas.

Esta tarde/noche he quedado con una compañera de carrera con la que hacía meses y meses que no quedaba. Nos hemos puesto al día y hemos conversado sobre el desempleo. La última vez que coincidimos, los dos estábamos trabajando. Me ha preguntado por la entrevista de trabajo que tuve el viernes y hemos terminado hablando sobre su última entrevista. No tiene desperdicio. El post de hoy quiero dedicarlo a la ‘anécdota’.

Libros

Cuéntame un cuento y verás qué contento.

Una mañana, a las 11 le llamaron al teléfono. La empresa Ajandermoreneision S.A. quería entrevistarle para un puesto de trabajo. Habían dado con ella a través de una ETT. La entrevista debía ser (SÍ o SÍ) ese mismo día dos horas después. Por lo que parecía, la incorporación era urgente. Si llega a decir que no podía estar lista en tan poco tiempo… habría perdido la oportunidad de trabajar en Ajandermoreneision. Así que se presentó en la oficina. La primera pregunta que le hicieron fue “¿Estás casada?”. La siguiente hacía referencia a la cantidad de dinero por la que estaría dispuesta a trabajar. Le preguntaron algunas cosas más y no le explicaron nada sobre condiciones de trabajo o sobre la empresa misma. Sólo sabía cuál era el puesto. Cuando le preguntaron si tenía alguna duda dijo que le gustaría saber horario y sueldo. La respuesta… “Horario de 9 a 21.00 horas con una hora para comer. De lunes a viernes más un sábado y un festivo discontinuos”. Si sacamos cuentas son como unas 60 horas semanales. El sueldo… sería el establecido por convenio… más bajo del que ella esperaba por tantas horas semanales.

La chica no aceptó. Y la empresa llamó a la ETT para decirle que estaba muy interesada en ella. Que esas condiciones abusivas las había comentado sólo para probar a la chica y ver su nivel de interés. Pero… la chica… se negó a aceptar. Mi pregunta es: si tuvieseis una empresa y buscaseis a alguien realmente competente para trabajar con vosotros, ¿le engañaríais con unas condiciones ficticias para ver ‘por donde sale’? Si Ajandermoreneision decía la verdad, creo que debería haber sido sincera desde el comienzo. No sé. A la chica no le dio buena imagen. Además, no le llamaron a ella sino a la ETT para decir que todo había sido una ‘prueba’. Por cierto, la persona que se incorporase lo haría un mes más tarde.

Otra cosa que me gustaría compartir sobre la conversación que he tenido hace un rato es otra pequeña reflexión. Y es que… aún no sabe en qué quiere trabajar pero sí que tiene que ser en algo en lo que tenga contacto con la gente. Ella estudió lo mismo que yo. Y creía tener claro durante la carrera a lo que se quería dedicar. Pero, años más tarde, lo único que sabe es que necesita interactuar con la gente. Ha sido muy feliz realizando trabajos que nada tienen que ver con sus estudios. Y es que saber a qué nos queremos dedicar no es nada fácil… pero cada día tenemos algunas pistas sobre lo que queremos y lo que no. Y eso, quizás, nos puede ayudar a dar con ello.

Fin del post. Y fin del martes. Un día raro. Gris. Casi frío. Y con los ojos rojos de tantas horas frente al ordenador.

Buenas noches y buena suerte. Seguimos luchando.

PD. Me encanta aprender. Sobre todo, de las…

Buenas noches y gracias, una vez más, por todo el apoyo que tuve el viernes.

PD. A veces, pedimos demasiado. A veces, queremos tantas cosas que no nos damos cuenta de que sólo necesitamos unas pocas. A veces, nos obstinamos en ver la vida en CMYK cuando realmente necesitamos verla en…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuaderno de bitácora.

Como si de una larga travesía en barco se tratase, hoy tan sólo comentaré qué tal han sido estos días de encierro trabajil en tierras valencianas. Llegué el lunes pasado. 5 personas encerradas en un hotel (hostal) de un pequeño pueblo… para hacer algo grande. Estamos retransmitiendo para todo el mundo el torneo internacional de fútbol sub19 COTIF. Nuestro trabajo se está viendo en lugares tan dispares como Japón o Arabia Saudí. Cada noche, Eurosport, Al Jazeera y Teledeporte emiten en directo el torneo.

Mañana es el último día. España se enfrentará a Argentina en una final que se pronostica explosiva. No soy un gran aficionado al fútbol. Es más… no soy aficionado al fútbol. Pero los torneos internacionales me gustan. Y vivirlo a pie de campo es toda una experiencia. Otro trabajo más que añadir a mi curriculum. Otro trabajo que me está haciendo aprender cosas nuevas y trabajar con grandes profesionales.

He vuelto a ponerme guantes para tirar cables, he vuelto a hacer pruebas de realización, he vuelto a decir “3, 2, 1… dentro”, he vuelto a notar mi corazón a mil porque la decisión que tomas en directo la va a ver muchísima gente. Es apasionante hacer televisión en vivo. Hoy tenemos descanso. Pero mañana, a las 21.00 horas podréis ver la final en Teledeporte. Bueno… digamos que el post de mañana… podría ser ese jejejeje

COTIF

Esto se acaba…

Son muchos días fuera de casa, conviviendo con compañeros de trabajo y probándote a ti mismo. Y hay cosas que me siguen sorprendiendo. Siempre he sido bueno editando vídeos. Oye, que nos da vergüenza admitir en qué somos buenos. Pero… supongo que al tocar instrumentos… tengo interiorizado el ritmo. Y lo que estoy haciendo en este torneo es muy parecido a eso. Me encargo, entre otras cosas, de jugar con las imágenes a tiempo real.

La primera noche tras un partido, soñé algo muy parecido a la película “Olvídate de mí” ¿La conocéis? Aquella en la que un tipo pide que le eliminen unos recuerdos de su mente. Pues bien… en este trabajo estoy utilizando una máquina (divertidísima) con la que puedo seleccionar momentos que acaban de pasar, transformarlos, cambiarlos de posición, ralentizarlos… Y la primera noche soñé que con esa máquina podía seleccionar qué recuerdos quería tener en mi cabeza, en qué orden y con qué frecuencia revivirlos. Una pena que “Olvídate de mí” exista. Si no… ¡menudo guionazo de película!

Os dejo. La conexión es malísima y mi ordenador va fatal. Necesita que alguien limpie su memoria.

Buenas noches y buen final de verano a todos.

PD. Cada día lo necesito más. El estado de congelación indefinida acaba conmigo. Las estalactitas formando esculturas maravillosas bajos los dedos de mis manos me bloquean. Hoy… más que nunca… necesito sentir…

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios