… alegrías es genial. Ya lo dije el otro día. Las alegrías, si tienes con quien o quienes compartirlas, se disfrutan más. Pero ¿qué pasa con lo contrario? ¿Qué pasa con los bajones? Un bajón no se disfruta. Vale. Hasta ahí llegamos. Pero ¿qué pasa con ellos? Me explico (o lo intento): si estás de bajonazo y tienes con quien compartirlo… seguro que ese endiablado estado se va antes o… se lleva mejor. Sí. Por supuesto. Aunque hay gente que prefiere pasar esos momentos a solas, yo no soy de unos ni de otros. Todo depende de qué ha causado el bajonazo y de su nivel. Pero no me refería a eso sino a ¿cómo te sientes si un día de bajonazo te encuentras con más gente que está pasando lo mismo que tú? Hoy he tenido un día de esos reguleros. No. No ha pasado nada. Pero, quizás, ese sea el motivo. El desempleo cansa. Muchísimo. Y hoy… he despertado agotado. Comento todo esto porque varias personas me han dicho que estaban pasando un mal día por el mismo motivo. Es más, hace un rato, un buen amigo me ha enviado un mensaje por WhatsApp para decirme que estaba de bajonazo. Este amigo también está en paro. Un tipo con muchísimo talento, varias carreras, formación de postgrado, varios idiomas… Mira. No sé. Habrá sido porque hoy yo también estoy así asá pero… me ha jodido saber que estaba pasando un día regulero. Aunque me parece más que normal. Es que esta situación… es insostenible. Antes o después… acabaremos todos fuera de nuestras fronteras.

Bye, bye, martes. Hoy pensé que tendría las canciones que grabamos en el estudio ya terminadas pero… no. Nos han dicho que no están listas. Espero, sinceramente, que sea porque se están esmerando mucho en la masterización. Me habría gustado terminar la entrada de hoy con una de las canciones pero… ya habrá tiempo.

¡Ah! Me ha llegado una factura. Si quiero mantener abierto el blog tengo que pagar. Pufffff… ni me acordaba de eso. Claro, cuando publicaron el artículo en El País… digamos que se agotó mi cupo de visitas a la web porque entró muchísima gente. Tuve que pagar para que la abriesen otra vez. Pues bien… hoy me ha llegado otra factura para decirme que tengo que volver a pagar si quiero que siga abierta unos meses más. Pagaré. Por supuesto que pagaré. Prefiero recortarme en otras cosas antes que bajar la persiana indefinidamente.

El otro día me enviaron un mensaje desde una web que no conocía. Interesante propuesta. Os cuento. La web se llama juntosalimos.com (puedes acceder directamente desde el enlace si pinchas el nombre). ¿Qué hacen? Invitan a la gente que necesita algo a que hagan un vídeo hablando sobre esa necesidad. ¿Para qué? Para que todo el que entre en la web pueda dejar sus ideas acerca de cómo esa persona podría conseguir lo que quiere. Ellos lo llaman mini-retos. Suena bien, ¿verdad? Por ejemplo, tienen un mini-reto sobre un chico que quiere alquilar GRATIS (sí, sí… gratis) un local que necesita reformas. Pues bien… a través de la web están llegando ideas para ayudarle a encontrar inquilino. Si tenéis curiosidad… echadle un ojo.

Por cierto, os pido ayuda. He leído en varios sitios que en Ecuador han pedido curriculums para distintos puestos de trabajo. Y han invitado a los españoles a que envíen los suyos. Entre los puestos que quieren cubrir están los de profesores de distintos niveles y materias. ¿Alguien sabe dónde se podría conseguir información? Por más que busco… no encuentro nada claro.

Y… a cenar, a ver una serie y a acostarme pronto que, entre unas cosas y otras, al final… siempre me acuesto a las mil. ¡¡Buenas noches!!

PD. De buena gana… me iba esta noche a un concierto para que cada una de las notas luchase contra cada uno de los golpes de estos caprichosos bajonazos que vivimos. Sé que tan sólo es una venda en los ojos, una cortina de humo o un tupido velo. Pero… cuando estoy en un concierto, olvido esta difícil situación. Incluso cuando salgo de la sala y monto en el coche, cuando ese ruido que aún queda en mis oídos por el volumen de los instrumentos se mantiene vivo en mi cabeza, cuando mi estómago sigue vibrando por las notas graves de las canciones… incluso en ese momento… sigo apartado de los pensamientos que me atormentan. Por eso digo:

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Compartir…

  1. Rosa dijo:

    Hola, aquí dejo un video que me ha gustado y porque creo que tu tienes proyectos «locos» y te va a ir bien!
    http://www.youtube.com/watch?v=OztWod4X6kc

    Ánimo y me encanta tu blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *