En primer lugar, muchas gracias por la buena acogida del post de ayer. Me doy cuenta de que las entradas que más interés suscitan son aquellas que escribo cuando he pasado un día complicado o genial. Entradas como la de ayer o la de mis recuerdos de infancia son las que más me desnudan. Y eso sólo pasa… cuando algo duele o algo emociona. ¿Y qué tal el día de hoy? Pues… invisible.

No he tenido avances. Las visitas a mi perfil de LinkedIn aumentan. Algunos directivos o reclutadores de empresas entran. Pero… no tengo avances. Y el no tener avances hace que lleguen miedos. Y el miedo… paraliza, detiene, congela.

reloj congelado

El miedo… puede congelar el tiempo.

¿Os ha pasado alguna vez que cuando algo no funciona como esperas que funcione te sientes inmóvil? Recordad que siempre (o casi siempre) me refiero al tema laboral. A ver… cuando estás buscando trabajo y crees que estás a punto de conseguirlo porque tal oferta es perfecta para ti y tú eres perfecto para la empresa… pero, de repente, todo se tuerce y te ves otra vez en el mismo lugar en el que estabas… te sientes bloqueado e inmóvil. Dando vueltas por Facebook me encontré con un vídeo que muestra una metáfora muy visual sobre el tema del bloqueo. A veces, estamos tan acostumbrados a que nos salven el pellejo que no somos capaces de solucionar los problemas por nosotros mismos. Y si algo estoy aprendiendo en este tiempo de desempleado es que… salir de esta… sólo es cosa nuestra.

El vídeo en cuestión:

Ya sabes. Si tu vida no funciona… no esperes a que otro la arregle. Camina. Con las piernas o la mente. Pero camina.

Gracias por los comentarios que dejáis en las entradas del blog. Es lo que hace que continúe escribiendo. Esta campaña ya no tiene sentido. Pasaron los 100 días… y no conseguí trabajo :( Pero el blog sigue vivo porque me decís que os ayuda.

Buenas noches. Apagad las luces… y encended vuestros sueños.

PD. Hay veces que sí, hay veces que no… Más bien me decanto por pensar que si lo hay, tienes que buscarlo. No sé. Es complicado. Es caprichoso. Es el…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *