Parecerá una reflexión tonta pero… hoy he sido totalmente consciente de algo. Cuando una cosa me motiva… no existe el tiempo, hay algo dentro de mí que no me deja tranquilo y siento una vibración distinta. Incluso estoy comiendo y deseando terminar para continuar con lo que estaba haciendo. Y esto lo digo porque, el otro día, me vino una idea a la cabeza. Y, ayer, le propuse a unos amigos llevarla a cabo. En principio lo vamos a hacer. Espero que no se rajen porque me apetece muchísimo. Tanto que, esta mañana, he pasado cinco horas seguidas delante del ordenador escribiendo y se me ha pasado el tiempo volando. Cuando una cosa te gusta… hay algo que se transforma dentro de ti.

¡Miércoles! Y otra vez me toca escribir entrada breve y a altas horas porque he vuelto a ensayar con mi grupo. El batería no es español y, en breve, regresará a su país. Nos gustaría tocar un par de conciertos antes de que se marche. Tenemos mucho que ensayar. Además, no sé dónde estaré mañana, pasado o al otro. Porque… aunque estoy metido en muchas cosillas… sigo en paro. Hay algo que aún no os puedo contar porque no se ha hecho oficial. Os lo pensaba contar esta semana pero… tengo que esperar…

Sé que ya no interesa tanto el blog como antes. Por eso, os pido ayuda y consejo. Los que estáis ahí leyendo… ¿hay alguien? ¿podrías decirme qué tipo de contenidos os interesan más y cuáles menos? Quiero decir… ¿preferiríais que sólo compartiese enlaces de ayuda para encontrar empleo? Sigo pensando que, desde el momento en el que pasaron los 100 días, este blog no tiene un sentido muy claro. Pero cada vez que digo que lo voy a cerrar me decís que no lo haga. Ahora… ¿alguna recomendación? Agradezco mucho cada vez que me enviáis comentarios. Es lo que me hace seguir con él.

Hoy he visto un vídeo que me ha dejado los ojos como platos. Esta niña… ¿dice lo que le han dicho que tiene que decir? ¿O… directamente… ¡es así de autocoaching!? Creo que siento miedo/admiración.

¿Creéis que si cada mañana nos mirásemos al espejo y dijésemos (y creyésemos) todo lo que esta niña dice… nos comeríamos el día? ¿Qué pensáis?

Por último, os quiero pasar el enlace de un mini-taller gratuito para ayudarte a buscar empleo. Lo hace la misma empresa (Reinvenciones) con la que impartí el mío de Gestión Emocional. Es el próximo lunes. Online. Os recuerdo que no necesitáis webcam. Tan sólo… un ordenador y unos altavoces. Podéis ver toda la info AQUÍ.

Y hasta aquí el día de hoy. A la cama. Que mañana será un día largo y, espero, con actividades que me motiven.

¡Buenas noches, amigos!

PD. Ya van muchos “qué mal”, “qué desastre”, “qué follón”, “qué movida”, “qué triste”, “qué pena”, “qué desilusión”, “qué dolor”… Ya es hora de un…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cuando lo que te motiva es tu auto-motivación.

  1. Opositora dijo:

    No lo cierres!!!!! Jejeje, siento que solo aparezcamos cuando “nos amenazas”, es lo que tiene la presión.

    A ver, a mí, personalmente, me mola cuando consigues sacar chicha de una visita al INEM o una anecdotilla tonta y te curras una entrada en clave de humor. Pero también cuando te pones serio y reflexionas sobre algo que te ha hecho estar embajonado y nos cuentas lo que ha conseguido que te levantara el ánimo.

    Aunque no lo creas, hay mucha gente que aunque no estemos 100% en tu misma situación sí que nos sentimos identificados con ella. Yo, que oposito en un ambiente de escasez de plazas. El que va de autónomo y le bajan los clientes alarmosamente. O incluso el que tiene a alguien desempleado cerca y empatiza con lo que cuentas. En general, nos sentimos identificados con lo que dices, consigues verbalizar sentimientos que igual tenemos pero no sabemos expresar. La cara o comentarios que te hace la gente cuando explicas tu “situación”, plantearte lo de largarte del país y llegar a la conclusión de que ni siquiera eso es tan sencillo…

    Yo, al menos, es por esa razón que te sigo. No solo me siento identificada, sino que me alegro cuando te ocurre algo bueno y me da rabia cuando te quedas a las puertas de un trabajo. Te lo digo de verdad, No solo escribes aquí la bitácora de Juan P:, sino la de mucha gente.

    • Hola, Opositora! Cuánto tiempo!

      No. No lo voy a cerrar. Simplemente quería saber qué os cosas os gustan y cuáles no. Esto es algo que sigo haciendo por mí, porque me encanta y me ayuda, y porque sé que ahí detrás hay gente como tú que me lee. Y, por eso mismo, pensé en preguntaros qué tipo de cosas os gustan más. Así… pues daría más o menos importancia a unos contenidos que a otros.

      Millones de gracias por la ayuda, por ser tan clara en lo que comentas que te gusta más o menos y por proporcionarme feedback!

      :)

  2. Rosa dijo:

    A mi me encanta tu blog y lo sigo leyendo cada día! Yo tb estoy en paro pero creo q aunq empezara a trabajar, q de ilusiones tb se vive, te seguiría leyendo cada día.
    Me gustan tus post, el formato, los vídeos, las canciones, todo lo q cuentas!
    Así q solo te puedo decir muchas gracias por tu blog!

  3. Magalí dijo:

    A mi me encanta tu blog, y creo que lo que más me gusta, es que es personal.

    ¡Personal! Cuando todo se vuelve repetitivo, cuando la gente pega mensajes que no sabe ni qué significan y repite frases que no son propias, allá está un chico en algún lugar del universo que aprende, se apasiona, está triste, sigue aprendiendo, toma decisiones… y las cuenta :)

    Hoy pensaba que leo muchos blogs, y que el único que es de un hombre, es el tuyo. ¡Qué raro! ¿no? Quiero decir, leo algunos otros, pero los hombres no escriben sensaciones, sentimientos, cosas que pasan por adentro…

    Pienso que quizás puedas hacer alguna mezcla interesante entre “diario de viaje” e “info útil”… no sé, se me ocurre :)

    ¡Un besote y espero que te sirva mi opinión!

    PD: yo estoy un poco así con mi blog… porque escribo cosas personales de mi viaje, pero también me doy cuenta que los post que tienen más visitas son los post tipo “Guía de Barcelona” o “5 cosas por las cuales viajar”…. Así que me estoy sincerando conmigo misma, porque en definitiva… ¿el blog es para los lectores, o es para mí?

    • Gracias, Magalí!!

      Como ves, sigo escribiendo. Quizás no todos los días pero… continúo haciéndolo. Lo hago como una forma de terapia. Además, si hay alguien que se siente menos sólo leyéndome… ya tiene un sentido que siga escribiendo.

      Claro que me sirve tu opinión! Y enhorabuena por tu web. Es genial!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *