… es cuando te ocurren cosas agradables. Sabéis que estoy pasando un mal momento. El paro es fulminante. Y ya llevo un largo tiempo luchando cada día por encontrar trabajo. Estoy removiendo mar, tierra y aire para conseguir una remuneración económica que me ayude a sobrevivir y para encontrar un empleo que me ayude a seguir creciendo profesionalmente. Como bien sabéis… no lo consigo. Pero sí otras cosas. Por ejemplo, en tan sólo una semana he tenido unas cuantas sorpresas.

Martes. Ayer se me hizo difícil escribir. Tengo muchas cosas que contar. Intentaré ser ordenado para que no se me pase nada, ¿ok? Allá vamos.

1. El miércoles pasado asistí a un curso en Madrid sobre técnicas de búsqueda de empleo. Una buena experiencia. Los profesionales que lo impartían son majísimos y la información que nos ofrecieron más que interesante. Iré compartiendo, de vez en cuando, algunos de los consejos que nos dieron. Más info del curso aquí.

2. El jueves fue un día inolvidable. Llovía, hacía un frío tremendo y tenía los zapatos mojados. El Teatro Romea estaba lleno de empresarios, políticos, medios de comunicación y amantes de las nuevas tecnologías en general. Y, entre ellos, yo sentado con unos nervios que me secaban la boca. Me temblaban las piernas. Pensé que sería por frío pero… seguro que era por nervios. ¿Qué podría significar para mí ganar el premio a mejor blog de Murcia del año? Pues ni idea… pero sería bonito. Y lo fue.

La entrega de premios… muy divertida. Ya se encargó el Mago More de que lo fuese. Cuando llegó el momento de conocer el blog ganador… no reaccioné. Cuando dijeron el nombre de mi web seguí mirando al frente tan tranquilo. Pero cuando un amigo dijo algo del estilo “ole tus coj…” me puse en pie con una sonrisa que no me cabía en la cara. Recuerdo que More pidió a los ganadores de cada sección que sólo hablasen un minuto para dar las gracias o decir lo que quisiesen. Cuando me acerqué al micrófono dije que necesitaba 30 minutos. Y empecé a soltar cosas por mi boca. Cuando regresé a mi asiento, no recordaba nada de lo que había dicho allí arriba. Sólo sé que no estuve 1 minuto y que la gente se reía y aplaudía. Estaba comodísimo en el escenario. ¡No había quien me bajase! Emocionado mil.

El momento del cóctel también fue genial. Muchísima gente habló conmigo para darme la enhorabuena o mostrarme su apoyo. Incluso hay quien se hizo fotos conmigo. ¡Qué gracia! La pregunta estrella era “¿te ha salido trabajo ya en este rato?”. Pues no. No me salió trabajo. De todos modos, no esperaba salir con un contrato bajo el brazo al terminar la noche. Pero hice contactos… que nunca viene mal, me tomé unos buenos vinos y unos canapés ricos ricos (los que pude… porque no paré un momento de saludar gente) Una de esas experiencias que no olvidaré jamás.

Si queréis ver el momento del premio… está a partir del minuto 6 en el siguiente vídeo:

http://www.laverdad.es/videos/murcia/region-de-murcia/2196807349001-premios-laverdades-tienen-ganadores.html

3. Como me apunto a todo, como quiero seguir aprendiendo y como tengo una curiosidad bestial por todo lo que me rodea… me inscribí en el III Startup Weekend de Murcia. Este fin de semana estuve encerrado en el Auditorio el Batel de Cartagena intentando crear una empresa en 56 horas. ¡Toda una aventura! Conocí a gente majísima, genios del marketing, de la programación, el diseño y los negocios. Me reí, me agobié, me reí, trabajé, me reí, sentí dolor de cabeza, me reí… y disfruté muchísimo. No os voy a engañar. El primer día pensé “¿Qué estoy haciendo aquí?” Pero a las pocas horas comencé a darme cuenta de qué hacía allí: aprender lo máximo posible. El propósito del evento era la creación de negocios tecnológicos por parte de un equipo de desconocidos. Mi equipo propuso una web muy divertida para que tus amigos no te dejen a deber esas entradas de cine, de conciertos, reservas de hotel o despedidas de soltero que tú pagas para que luego te den su parte. Pude sentir en mis carnes el estrés del desarrollo de un proyecto empresarial pero también la emoción de la creación. Además… ¡¡¡ganamos!!! Nuestro proyecto, en caso de seguir adelante, contará con buenas ayudas. Lo malo es que necesitaríamos una inversión económica y no creo que podamos hacerla. Ya veremos qué pasa. De momento, nos llevamos la satisfacción de ganar el premio del público y del jurado con nuestro proyecto: Oinkoin, de Juan García, Rosa de Maya, Juan Antonio Mayor, Francisco Contreras y un servidor. Podéis leer más… aquí.

Y sigo buscando. No sé qué será pero… algo saldrá pronto. De algún modo, el Universo me está ayudando a dar grandes pasos en la búsqueda. Estoy seguro de que tengo el trabajo de mis sueños… rozando la punta de mis dedos. Y estoy deseando poder compartirlo y seguir enviando ánimos a todos los que, como yo, desean mejorar su situación laboral y económica. Espero que esta intuición no me esté pasando una mala pasada. No obstante… tener pensamientos positivos nunca está de mal, ¿no?

Buenas noches a todos. Sigamos luchando por aquello que queremos.

PD. Como no mejoren las cosas… y sigan escapando jóvenes… nuestro país se convertirá en un desierto. Será un…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuando menos te lo esperas…

  1. Oloman dijo:

    Yo fui uno de esos tipos raros que se hicicieron una foto contigo, pero fue sólo para quitarte el premio un ratito :)

    Por cierto que creí ver de nuevo a alguien con tu cara el sábado por la noche en El Telar (Cartagena) pero me pareció demasiada casualidad ¿Eras tú?

  2. Jajaja, me he partido de risa con el video, que salaooo. Suerte y animo compañero ya saldremos de esta…estamos segurosss

    Jorge Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *