Todo es cíclico. Eso lo tengo claro. Y no me gusta esta afirmación cuando estoy genial porque sé que llegará el momento en el que estaré así asá. Pero me encanta cuando estoy regulero porque sé que, antes o después, volveré a estar genial. ¿Y en qué punto me encuentro ahora? En el genial. Siempre hablando de tema laboral, que ha sido el centro de este blog.

Juan Pedro Gálvez

Esa arruga no estaba hace un año. Y aquella tampoco. Espera… ¿y esa? ¡También es nueva!

Hoy me miro al espejo por las mañanas y veo arrugas en el contorno de mis ojos. Arrugas provocadas por todo el currazo que me he metido durante el tiempo que ha permanecido este blog abierto. Ahora me miro al espejo por las mañanas y me siento orgulloso de mi mismo. ¿Sabéis lo importante que es eso? ¿Sabéis lo que significa para mí? ¿Sabéis lo emocionante que es?

Debería continuar escribiendo, al menos, tres veces por la semana en el blog. Pero no tengo muy claro hacia qué tipo de contenidos. ¿Por qué? Porque… ya no busco trabajo. ¡Vaya! Señoras y señores, tengo menos tiempo libre que el prota de The Walking Dead. Él matando zombies, yo… trabajando. Sí. Estoy hasta arriba de curro. No sé hasta cuándo durará esto. Pero os aseguro que nunca he dedicado tantas horas del día a trabajar. Los proyectos siguen llegando. Algunos salen, otros no. Pero les dedico tanto tiempo que cuando llego a la cama pienso “¿Ya? ¿Ya no queda día?”.

De la noche a la mañana, mi vida laboral ha dado un giro espectacular. ¡Falso! No ha sido de la noche a la mañana. Porque ahora echo la vista atrás y veo que no dejé de trabajar por quedarme en paro. Y que todo ese trabajo ha dado como resultado mi situación actual. Y sé que mejorará. Vuelvo a tener ingresos económicos. Vuelvo a desear que llegue el fin de semana para disfrutar de él. No. No me estoy haciendo de oro. Ni mucho menos. Estoy aprendiendo una barbaridad, estoy haciendo una gran cantidad de contactos y estoy ejercitando la neurona. Esto no ha hecho más que empezar. La vida es cíclica. Aún puedo estar mejor :)

Si alguno de vosotros se siente mal porque acaba de entrar en las listas del paro, o porque lleva un buen número de meses en él… me gustaría que fuese consciente de que su situación va a cambiar. Mira, de tú a tú:

– No vas a estar siempre en paro.
– Esa sensación de angustia desaparecerá.
– Ahora lo ves todo negro. Pero encontrarás el modo de que cambie.
– No te detengas.
– Date un tiempo para pasarlo mal. Para quejarte. Para llorar. Para encerrarte. Pero enciende una pequeña mecha. Y no dejes que se apague. Trabájala poco a poco.
– Renueva tu curriculum.
– Haz cursos.
– Di que estás en paro a todos tus contactos.
– Sal de casa. No te encierres. Quizás, tomando una caña conozcas a alguien que conoce a alguien que necesita a alguien (a mí me ha pasado).
– Sé cabezota. Insiste. Envía el CV de vez en cuando a aquella empresa en la que te gustaría trabajar.
– Personaliza tus correos de candidatura espontánea. No seas un robot. Quien va a leer ese correo tiene una vida; quizás aburrida. Y si tu mail es distinto, si le provocas algo dentro… puede que lo deje en un montón diferente (a mí me ha pasado).
– No temas a los cambios. Puede ser el inicio de nuevas oportunidades.
– Si no sabes a qué te quieres dedicar y eso te preocupa… ¡enhorabuena! ¿Por qué? Porque significa que no eres conformista. Que no quieres trabajar sólo por ganar dinero. Ya darás con aquello que mejor se te da y más te gusta hacer. Puede que sea algo que jamás se te hubiese pasado por la cabeza. Yo… sigo probando. Siempre lo he hecho. Y aún espero sorprenderme conmigo mismo.
– ¡No te compares, por Zeus!
– Date pequeños gustazos. No te sientas mal por ir un día a la playa o ver una película en lugar de estar buscando trabajo. Necesitamos desconectar.
– Celebra tus logros. No digo que te vayas de cena. Pero tomarte una caña con tus amigos, tu pareja o aquella persona con quien te gusta compartir tus alegrías te hará recordar que has dado un paso más.
– Si una vez estuviste arriba, ¿por qué no lo ibas a volver a estar? Somos un cúmulo de experiencias. Por estar en paro ahora no eres menos que alguien que está trabajando. Tu autoestima ha bajado o bajará. Pero trabájala porque sigues siendo la misma persona. Vales un montón. Seguro que hay alguien cerca que te valora mil. Apóyate en eso. Y en lo que conseguiste en el pasado. Ponte las pilas y demuéstrate que, de un modo u otro, el paro no podrá contigo. Ánimo, valiente.
– Pide ayuda si la necesitas. No te avergüences. Y no te tragues tus miedos. No compartir tus sentimientos te hará mal.
– Y, por encima de todo, quiérete. Cree en ti y los demás harán lo mismo. La autoestima se transmite. No vayas a una entrevista de trabajo cabizbajo como los espectros de El viaje de Chihiro. Si te han llamado… por algo será. Si no te dan el puesto no es porque no lo merezcas. Pero que vean a la persona que realmente eres, no la que el desempleo se empeña que seas.
– En definitiva, no te detengas.

Volveré a escribir. Gracias por leerme. ¡Buenas noches!

PD. Y cuando ganes la batalla, te sentirás un…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a De la noche a la mañana.

  1. Bea dijo:

    ¡Enhorabuenaaaaaaa! ¡me alegrooo un montón! Te he seguido durante todo este tiempo y sé que lo mereces de verdad. Te seguiré leyendo, claro, no dejes de escribir.

    ¡Un abrazo virtual!

  2. Musetta dijo:

    Ya te dije que nos alegraríamos de tus mejoras, y que mereces este momento genial. Te deseo que siga, y siga y siga.
    Felicidades, JP. Un abrazo inmenso. ;)

  3. Genial! siempre es una buena noticia, en estos tiempos que corren, que alguien encuentre trabajo. Pero si además es una persona luchadora, positiva y que nunca ha dejado de trabajar duro, la alegría es doble. Espero que a partir de ahora te vaya todo genial, te lo mereces.

    P.D. No dejes nunca de escribir

  4. olga dijo:

    ¡Felicidades! Eres muy grande! Me alegro mucho, una publicación que inspira mucha fuerza a quienes están en plena búsqueda.

    Buenas noches!

  5. Beu dijo:

    Ejeeem, marchando una cerve, jaja

  6. Elena dijo:

    Enhorabuena!!!!!al final proyecto a proyecto……..lo conseguiste!!!!
    cuanto me alegro!!!!
    Me cargaré de energía positiva en tu página, y a luchar por un 2014 de miedo(pero de bueno)!!!
    POr cierto que temazos pones siempre!!!!!;)

  7. Rosa dijo:

    Como me alegro!! Como me alegro de leer este post!enhorabuenaaaaa! Te lo has ganado! T lo mereces, q ilusión! Y si deberías seguir escribiendo no nos dejes!;-)

  8. Maria Sampedro Bardal dijo:

    Gracias por el post, ha sido como insuflar energía, casi igual a la del sol que ya va a animándose a entrar por la ventana. Y suerte por el trabajo, sin duda te lo mereces

  9. marijose dijo:

    Acabo de descubrir este blog y me encanta! Actualmente me estoy iniciando en la dificil tarea de asumir mi nueva situacion, el desempleo. Leer reflexiones como la tuya ayuda a no sentirse solo y a saber que esto solo es pasajero. Gracias a gente como tú los demás podemos tener un poquito luz en un futuro que ahora mismo no se ve muy claro. Espero seguir disfrutando de tus posts, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *