“Los logros suelen ser del tamaño de los intentos”

Esto me apareció el otro día en uno de los mensajes privados que me llegan a la web. Sois geniales. Estaremos en el paro pero no parados.

¡Lunes! Aunque pasan las doce de la noche… más bien tendría que decir ¡martes! Pero es que he tenido un día completo completo. Tanto que no he querido tocar el ordenador tras la comida.

Soy de los que, para ordenar su vida, necesitan ordenar su espacio. Y he pasado casi todo el día ordenando y limpiando habitaciones. Como estoy a tope con el inglés, me he preparado una zona de estudio. Si puedo estudiar en una habitación, ver películas en otra y navegar en el ordenador… en otra… lo prefiero. Porque si pasar el día en casa puede hundir a cualquiera… mejor buscar diferentes espacios para engañar a la mente.

Pero, vamos, que no estoy absolutamente todo el día en casa. Que salgo para ir a clase, para ver a amigos, para enviar curriculums (sí, sigo enviando curriculums por correo… esta mañana he enviado uno… certificado… y urgente) o para tocar un rato. Hoy me apetecía mucho tocar música. Así que, tras la clase de inglés, he salido disparado hacia el local de una gente majísima para descargar un poco la mente haciendo ruido. Porque no todo va a ser buscar trabajo. ¡Nos volveríamos locos!

Los lunes son raros. Ya lo he dicho varias veces. Alguna vez he hablado con gente que está en el paro. Y hay algo preocupante. Y es que… si pasas mucho tiempo en paro… empiezas a sentir pérdida de identidad. Y es que en la sociedad… se valora mucho a la gente por el tipo de trabajo que tiene. Incluso más que por el que ha tenido. ¿Eres lo que eres o lo que has sido? El caso es que es muy preocupante el hecho de que estar sin trabajo pueda hacer que pierdas tu identidad, con el consecuente cambio de personalidad. Y que te veas y te vean distinto. No dejes que esto te pase. Sé que te sientes mal contigo mismo. Que piensas ‘¿qué he hecho mal?’ ‘¿por qué he llegado a esta situación?’ No te comas la cabeza más de la cuenta. Busca soluciones. Y no dejes que tu identidad se desvanezca como ‘lágrimas en la lluvia’ (esto me recuerda a otra canción)

Durante los últimos días me ha llegado la misma oferta de empleo desde distintos medios. Gente que no conozco me la ha enviado por mensaje a través de Facebook, por Twitter, por el correo electrónico, por la propia web y por Linkedin. Alucinante. A veces quizás me pase de agradecido. Pero… que gente que no conoces de nada vea una oferta de empleo, se acuerde de ti y te la muestre… le alegra el día a cualquiera.

Y poco más… Hoy me han propuesto una promesa a través de Facebook muy divertida. Si encuentro trabajo, los trabajadores de la empresa donde entre deberán hacer un lipdub. ¡Me encanta!

Y por hoy… a la cama. Mañana… seguiremos buscando. Buenas noches o buenos días. Pero buenos.

La canción de la que me he acordado antes era…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *