87.028 desempleados más. Esa es la cifra que ha protagonizado el día. El verano pasa factura y la realidad vuelve a darnos en los morros. Si piensas que lo de estar en paro es un mal que sólo te afecta a ti… ya ves que somos unos cuantos más. Nuestros yoses de 2007 eran incapaces de pensar la que se avecinaba. Ay, las vacas gordas que nos ciegan y nos nublan la razón.

Comparativa desempleo octubre

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

… y Canal 9 que echa el cierre como también lo hizo la televisión autonómica de mi tierra. Una mala noticia para todos mis compañeros de gremio. Hace poco me dijo un amigo guionista que debo buscar un plan B. Y no se equivoca. En ello estoy. Hay muchas formas de comunicar. Veremos qué se puede hacer. De momento, los últimos trabajos que he hecho han sido para Internet. Y no me parece un mal plan. Hay cantidad de contenidos interesantes en la red. Hace poco me encontré con una serie de cortometrajes como contenido de una marca de helados. M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O. Las marcas comienzan a creer en el poder de los contenidos. Puede que tengamos salida por ahí.

Martes. ¿Qué tal? El mío ha sido algo desastroso. He llegado a casa hace un momento. El coche se me ha roto en mitad de la autovía. Una odisea digna de Ulises. Me he puesto el chaleco, he colocado el triángulo y… a los pocos minutos un coche se lo ha llevado por delante. El triángulo ha salido volando por los aires, como el pájaro que se chocó ayer contra el cristal de mi habitación, con la mala fortuna de estamparse contra la luna delantera de una furgoneta. Cristal… destrozado. Y coche a la fuga. Me he dado cuenta de la velocidad infinita a la que vamos por la autovía. Han estado a punto de atropellarme varias veces. Incluso cuando la grúa estaba cargando mi coche casi nos chocan en varias ocasiones. Además, estoy seguro de que el que se ha comido el triángulo iba mirando el móvil. Eso… o cantando algún tema de Melendi. En fin, que ya estoy en casa, sano y salvo pero con una experiencia que no esperaba cuando he despertado esta mañana. ¡Preferiría que me hubiesen llamado ofreciéndome un trabajo! Por cierto, miedo me da lo que me pueda costar el arreglo. Además, vivo casi en la huerta y no hay comunicación con la ciudad. Mañana… encierro.

Me han dicho que uno de los proyectos en los que participé hace unos meses se va a realizar. Eso es buena noticia. Pero tan sólo es un proyecto esporádico. Seguimos buscando, seguimos luchando, seguimos… viviendo.

Necesito una ducha de agua caliente con urgencia. Qué estrés llevo encima con la bajada a los infiernos que he tenido en la autovía. Demasiada oscuridad y demasiada velocidad de los coches. Primero pensaba que me pitaban por guapo. Luego me he dado cuenta de que lo hacían porque estorbaba. Si nuestras carreteras tuviesen arcenes pues… otro gallo cantaría, y el que cantaba Melendi no la habría ‘liao parda’.

Ah, sí. Una alegría del día de hoy es que mi grupo de música va a talonear a un grupo genial. Eso… también es buena noticia.

Buenas noches y ‘palante como los d’Alicante’.

PD. Lo que me ha ocurrido en la autovía ha sido muy peligroso. Y cuando han estado a punto de llevarme por delante me han venido algunas imágenes a la cabeza. Necesito un poco de relax. Sigo algo…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *