Vaya. Hoy sí que diré aquello de “qué rápido pasa el tiempo”. 365 días. La web cumplió un año la semana pasada pero hoy… ha sido el cumpleaños del blog. Este proyecto ha tenido dos partes que nacieron unidas como siameses pero se fueron separando para, tras la muerte de una de ellas, continuar creciendo más allá de su esperanza de vida. Y hoy, este blog, ha cumplido un año. Me resulta muy gracioso leer las primeras entradas. El blog aún estaba virgen. Aún era una masa informe pero maleable. Mis pretensiones no eran otras más que contar día a día los pasos de la aventura. Pero jamás imaginé que se convertiría en un diario personal donde desnudaría mis emociones y las compartiría con todo aquel que necesitase (o no) sentir que no está sólo en aquello que llaman ‘desempleo’.

100 días

El primer vídeo del blog ya no está activo. ¿Qué sería?

Ayer hablaba de las decepciones, de no esperar, de no anticiparse, de las expectativas que terminan convirtiéndose en frustración. Hoy no he esperado. Pero eso no quiere decir que no me habría gustado (y al blog también) conseguir un empleo como regalo. El día ha sido largo. Y no voy a negar que, por momentos, miraba el móvil esperando una llamada que me empujase a escribir la primera página de lo que podría ser un libro sobre las reflexiones que he tenido este año hasta conseguir trabajo. Si hoy hubiese encontrado empleo, esas casualidades inexistentes me habrían pellizcado en la cintura instándome a compartir todo TODO lo que he aprendido este año. Y os puedo asegurar que ha sido mucho. Además, hay secretos. Como todo libro… como todo buen libro… las páginas esconderían un secreto. “¿Qué haces para ser tan optimista?”, me preguntan una y otra vez. Que nadie se engañe; no soy ‘tan optimista’. Un día lo explicaré mejor.

Alguna vez he comentado el tema del optimismo vacío. Hoy me he encontrado una viñeta que he guardado para compartirla esta noche.

Viñeta de humor

Saltar al vacío… es más complicado de lo que parece.

Todos tenemos alas. Sí. Pero no todos sabemos usarlas. Más bien… yo diría… que no tenemos alas sino la capacidad de volar. Encontrar los medios adecuados para volar… eso… es cosa nuestra. Oye, esto me recuerda a algo que leí el otro día en la página de Facebook de Evolución Alternative Coaching que me encantó: “Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas”. Pues eso… que no nos engañemos con el ‘podemos volar’. Porque es cierto que podemos hacerlo… pero… hay que poner mucho de nuestra parte, tener los medios adecuados, y un poquito de suerte. El pensamiento positivo es importante (mucho)… pero no la solución a todos los problemas. Si fuese tan sencillo como ir medio ‘drogui’ todo el día con una sonrisa y diciendo “todo irá bien”…

Un año compartiendo mis miedos, mis sueños, mis tristezas, mis alegrías… mi vida. ¡Qué barbaridad! Me he expuesto a cualquiera que entrase a esta web. Pero ha sido parte del juego. Yo me desnudaba… y, a cambio, me sentía menos sólo en el camino. Oye, ¿qué tipo de juego pervertido es este? En fin… que exponerme de este modo… sólo me ha aportado… cosas positivas. Muchas. Cuando terminaron los 100 días pensé que debía cerrar el blog. Pero continuar escribiendo en él cada día me permitió ganar un premio, aparecer en un documental, escribir el blog de llaollao y Tarifas Blancas, trabajar en el marketing online del Bilbao BBK Live 2013, de ENAE Escuela de Negocios de Murcia… Al final, puede que la constancia y la perseverancia (en serio, parecen los nombres de mis vecinas) estén dando sus frutos. Pero si no lo he cerrado ha sido también porque vosotros me dijisteis que no lo hiciese y porque el pepito grillo del blog también insistió. Y ahora toca decidir… ¿continúo con él hasta el final feliz o le dejamos descansar como se merece?

¿Sabéis? Quiero quitarme la etiqueta de “el de los 100 días”. El otro día lo decía en la entrevista de trabajo. Ha sido genial todo esto pero… no puedo seguir siendo por mucho más tiempo ‘el chico ese que habla de buen rollo aunque esté en paro’. Que no es que no me guste estar de ‘buen rollo’ pero… puede que esa etiqueta de ‘parado’ sea (paradójicamente) el freno a la consecución del objetivo. No lo sé. Hoy he preferido mantenerme muy ocupado para no pensar en todas estas cosas. Hoy… ha sido el cumpleaños del blog, y se merecía pasar un día tranquilo, sin complicaciones, sin neuras o grandes reflexiones. Hoy… ha sido su día.

Mil gracias, en serio, por entrar cada día al blog, por haberme acompañado durante tanto tiempo, por comentar las entradas, por ayudar a difundir mi búsqueda de empleo, por aconsejarme… por estar ahí.

Buenas noches y feliz cumpleaños :

Un momento. He visto algo. Mirad la fecha de la captura de pantalla del primer post del blog. ¡Pone 11 de septiembre! Acabo de darme cuenta de que el post lo escribí el día 10 pero no lo subí hasta el día 11 a primera hora de la mañana. Por tanto… el cumpleaños del blog es el día 11. ¡Oh! ¡Esto es genial! ¿Ocurrirá algo interesante mañana? ¡Me encanta haberme equivocado! ¡Re-cumple!

100 días para encontrar trabajo

¡Me he dado cuenta mientras maquetaba el post!

PD. Si el blog ha tenido un año total, mañana se merece un…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Feliz cumpleaños, Constancia… digo… 100días.

  1. Rosa dijo:

    Felicidadeeeeeeeeesssss!!es un blog fantástico, q tu voy a decir yo q todos los días me acuerdo de leerlo y los dias q no escribes digo vaya hoy no puedo leer a Juan Pedro!! No se mb xq pero es así!asi q yo te ánimo a cambiar si quieres la etiqueta de 100 dias, a tomarte unas mini vacaciones si quieres:-)xo no abandonarlo!
    Muchas gracias a ti por este blog!

  2. Lau dijo:

    eyyy te acabo de descubrir ….como? pues buscando una foto que le pegase a mi texto, me salio tu cara en una ventana! y segui el hilo y me encontre este blog!! jajaja que fuerte parece muy interesante, sacare ratillos para leerte.

    Lau!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *