En casa del herrero… cuchara, tenedor, plancha y anillos… de palo. Que siempre comparto mis reflexiones (no soy quién para dar consejos) pero luego no me aplico el cuento. ¿Y esto a qué viene? A que tantas subidas y bajadas emocionales me van a dejar en modo ‘este vehículo necesita reparación’. Qué complicado que es todo. O qué complicado lo hacemos. Qué difícil es todo. Y qué fácil nada. ¿O es al revés? Hay días que mi estado emocional está hipermegapositivo en plan “voy a conseguir lo que me proponga”, “este proyecto va a salir”, “estoy tomando las decisiones más acertadas”. Pero otros días… aquí el señor saboteador se encarga de machacar a su gusto.

La actitud es lo importante

En casa del herrero…

Esta mañana ha sido especialmente importante. ¿Recordáis que tenía una lucha? Pues hoy ha sido el combate. ¿Cómo ha ido? No tengo ni idea. Pero si consigo lo que persigo os enteraréis. De algún modo pero… os enteraréis. Después, me han dado una buena/mala noticia. La parte buena: que… ¡ya han dado el OK a uno de los proyectos que me han encargado! La semana que viene lo voy a compartir. El lado malo: que me han estresado porque he tenido que empezar hoy mismo y esta semana se me viene una de trabajo que no voy a poder ni pestañear. Manos al teclado todo el día (y parte de la noche. Verás tú) En fin… que, aunque sea poca cosa, que cuenten conmigo para algo… me hace sonreír. Mucho.

Peeeeeero… hoy he tenido otra buena (buenísima) noticia. Y es que… ¡he aprobado el examen de inglés que hice hace un tiempo! Yeah! Además, con nota sobrada. ¡Qué bien! Me habría encantado salir a celebrarlo. Mucho. Ya lo celebraré fuera de casa. Hoy me quedo tomándome una cerve mientras veo el documental que una de las lectoras del blog me aconsejó el otro día. Igual hasta me hago palomitas. ¡La casa por la ventana!

La actitud marca la diferencia. Pues sí. La diferencia siempre esta en la actitud. En cómo te tomes las cosas. Por defecto… nos las tomamos mal. Y ahí está el trabajo (duro, durísimo). En intentar sacar el lado bueno (o menos negativo) de los problemas. Por ejemplo, gracias (jajajajajajajajajajaja) a quedarme en paro…. le di a la neurona y he descubierto que puedo ganar algo de dinero haciendo algo que venía haciendo desde que tenía veinte y algún añico: escribir en blogs. Por ahí va la buena noticia de hoy. La semana que viene os diré dónde estoy escribiendo además de en Tarifas Blancas y RocknGlam.

Y como de alegrías va la cosa… resulta que el post que hice con consejos para aprender a emprender… ¡ha sido un éxito! Ha entrado mucha gente a leerlo y lo he encontrado compartido por ahí a través de personas y empresas que no conozco. En serio, ¡si yo no soy el más indicado para dar consejos sobre este tema! Simplemente, me encanta compartir lo que creo que voy aprendiendo sobre este aspecto y cualquiera de mi vida. Hoy… he aprendido que no debo usar chanclas de playa para abrir la puerta del garaje. Da rampazo. Y lo comparto. Porque soy buena gente.

Para el final… la alegría más bonita. Una de las parejas de mi grupo de amigos… ¡acaba de tener un preciosísimo bebé mientras escribo estas líneas! ¡Qué emoción! Creo que voy a coger la foto que me han mandado y le voy a poner la barba del padre como regalo :D

Estoy agotado. Hoy ha sido un día sin un minuto de relax. En el frigorífico hay una cerveza (o dos) esperándome y un documental en el reproductor de DVD. Amigos, que paséis un buen final de martes. Y mil gracias, una vez más, por leer mis tontunas :)

Buenas noches.

PD. Me lo he propuesto. Estoy convencido de que esta mala racha…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La actitud marca la diferencia.

  1. Hepburn dijo:

    ¡Qué razón tienes! Hoy mismo alguien me ha contado una historia personal terrible que lo demuestra, y no está en paro.
    Me viene a la cabeza otro documental, a mí me encantan ¿Qué digo me encantan? Soy una auténtica freak. “Las alas de la vida” ¿Lo has visto? Cuando tengo un mal día me acuerdo de él y me digo “Ni se te ocurra lloriquear, so cutre” Se trata de relativizar los problemas, como recomendabas el otro día. Ya nos contarás qué tal éste.
    Last but not least, CONGRATS BUDDY!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *