No la del W.C. Es lo primero que me ha venido a la cabeza (quizás porque debería haber ido al baño antes de ponerme a escribir el post) pero… no es la cadena sobre la que voy a hablar. Quiero hablar sobre esa cadena que puedes seguir para ayudar a la gente. Esto suena a la peli de “Cadena de Favores”, aunque no va (del todo) por ahí la cosa.

A ver, que me lío. Resumo que estoy agotado y necesito dormir. Llevo sueño acumulado de varios días. Ya os contaré la razón si lo que estoy haciendo tiene buen fin. Que lo tendrá. Seguro que sí.

Hoy he ayudado a alguien a encontrar trabajo. Trabajillo más bien. Pero tendrá un encargo remunerado. No es que haya hecho la buena acción del día (o sí) pero… me siento bien. Estoy metido en algo (esto suena fatal). Y han dicho que necesitaban a una persona para hacer cierta cosa (esto suena peor). He recordado a alguien que sabe hacerlo y, además, trabajé con esa persona hace un año y tengo buen recuerdo de su trabajo. Así que… he dado su teléfono, ha tenido una entrevista y… le han dado el trabajo. Y me he alegrado mucho de haber ayudado a alguien.

No hablo de enchufismos sino de recomendaciones. Por eso es tan importante currar bien. No seamos el quejica de turno, el pasota o el que se escaquea. Nunca sabes si alguien que esté cerca se puede acordar de ti cuando haya una oportunidad… y la necesites.

Está guay saber que has ayudado a alguien.

Sí. Es una entrada sosainas pero… estoy agotado. No deberían valer excusas pero… necesito cama. No atino con las teclas. Cama… YA. AHORA.

Buenas noches, supervivieewmoplrwgm

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *