… me habría quedado hoy en la cama. Anoche me costó dormir y hoy estaba agotado. Pero… estamos en paro aunque no parados. Desempleados. Como muy bien decís.

¿Lo ves? Si es que pasa el lunes… y, aunque sea un poco, sube el ánimo. Además… hoy me han llegado muchos mensajes tanto al correo privado como a la entrada de ayer. Y eso me gusta. Porque significa que hay alguien que lee lo que escribo cada día. Espero que, al menos, os entretenga durante unos minutos. Agradezco muchísimo las opiniones que me habéis dejado sobre si deberíamos buscar trabajo fuera de España o no. Incluso… agradezco el jarro de agua fría al decirme que ‘despierte’ En serio, ha sido como un bofetón en la cara (con suavidad, eh) Lo que pasa es que el tema de ponerme como autónomo está complicado. De todos modos… es algo que no descarto. A estas alturas… no descarto nada. No sé si lo habréis leído en las redes sociales pero hoy he puesto una frase que da que pensar: “Mientras unos lloran… otros venden pañuelos”.

Adiós al martes. Y preparados para el miércoles. ¿Cómo va la semana? Todos los días estoy pendiente del móvil. Varias empresas se han puesto en contacto conmigo en las últimas semanas para decirme que se han interesado. Y, claro, cada vez que suena el móvil cruzo los dedos para que sea alguna de ellas. De momento, esta semana retomaré un proyecto que comencé con un amigo hace unos meses. Tenemos una idea muy atractiva para ofrecer a algunas empresas. Sólo adelanto que es algo para la red. Y, si saliese, sería muy divertido. No es trabajo… pero sí ejercitar el músculo. Aunque… ¡oye!… ¿quién sabe?… Quizás esto nos lleve a algo. Además… juntos ya hemos hecho alguna cosa y… han llegado premios.

Antes de que se me olvide… os quiero pasar un par de enlaces:

SNTalent: portal de búsqueda de empleo. No lo conocía. Mañana le echaré un ojo.

CV y Cartas de presentación por países: Pues eso. En la web del SEPE han colgado algunas notas para ayudarnos a redactar el CV y cartas de presentación dirigidas a otros países.

Oportunidad Europa: una web con información sobre becas, ayudas, trabajo, prácticas, voluntariado… en otros países. Nunca se sabe. Y si queréis la página de Facebook la tenéis aquí.

Por diversos motivos que no vienen a cuento… (que, al final, siempre termino metiéndome en lo personal y de eso no va el blog… aunque si me llaman de ‘Sálvame’ podríamos negociar…) mi escala de valores ha cambiado en los últimos años. En serio. Te pueden pasar acontecimientos en la vida que hagan que veas las cosas desde otro ángulo, que valores mucho más algunas cosas que no valorabas como merecían ser valoradas, o aprendes a relativizar los problemas (creo que de todo esto ya he hablado, ¿verdad? ¿Ya estoy repitiéndome? Uuuuuuh, qué poca originalidad… mal vamos… maaaaal) Esto lo digo porque cada día que pasa soy más consciente de que debemos disfrutar al máximo las etapas de felicidad. Como he dicho en alguna ocasión… pienso que todo es cíclico. Por eso, cuando estés en uno de esos momentos de felicidad especial… (estoy seguro de que sabéis a qué me refiero. Yo los he tenido y vosotros seguro que también. No. No estoy diciendo que ahora no sea feliz) vívelos a tope. Ahora, no podemos ser tan egoístas como para decir que somos infelices. No nos pasemos. Si estás leyendo esto en un ordenador o en un móvil… siéntete afortunado. Que lo material no da la felicidad. Por supuesto que no. Pero… seguro que sabéis por dónde voy.

Hoy he recordado el tema de las promesas. ¡Qué lejano queda! Qué recuerdos. Verano. En la playa grabando lo que sería el vídeo de presentación. En casa recortando los muñecos que bailan para promocionar el proyecto. El gatico de mi hermana deseando que se me cayese la tostada para lamerla (y lo consiguió). Mi madre planchándome la camisa (¡ojo! Me las plancho yo. A ver qué os creéis… Sólo estaba actuando. Y lo hizo muy bien. Parece que lo que dice lo dijese todos los días) Y, sobre todo, mis amigos proponiéndome promesas que… por suerte… no he tenido que hacer… y… por desgracia… no he tenido que hacer. Cuando llevaba un mes con la página en activo, al ver tanto movimiento y las posibilidades de encontrar trabajo… pensé… “¡¿Qué he hecho?!” Recuerdo que en ‘Ponte a prueba’, de Europa FM, me preguntaron si era consciente de que, si grababa esos vídeos haciendo el ‘¿ridículo?’, quizás se me cerrarían puertas. Yo creo que no habría pasado. Lo habría hecho todo de un modo que no fuese a repercutirme negativamente el resto de mi vida. Pero… vamos… que, al final, no ha pasado. Qué pena. O no. No sé. ¿Alguien tenía ganas de verme hacer alguna de las promesas en particular? Yo había una que me hacía temblar. La del tanga. El Sr. Parra fue el que me lo propuso. Ahora… le habría tocado salir conmigo en pleno invierno a dar ese paseo navideño. Por dios, ¡qué vergüenza habría pasado!

Os dejo. Cena. Ducha. Y episodio de serie. Que descanséis y tengáis sueños que os motiven.

Hasta que termine el curso del INEM no podré hacerlo. Pero, quizás, un día de estos diga que, al despertar, “me he quedado en la cama más de tres cuartos de hora” Cuando encuentre trabajo… no podré hacerlo.

Cerremos los ojos y pensemos que todo puede pasar. ¿Por qué no? Mañana podría ser…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Más de tres cuartos de hora…

  1. Musetta dijo:

    ¿Qué series ves? Sé que es una pregunta personal y si no te apetece no la contestes….pero es que estás ante una serial lover, o serial adict total. Un abrazo y que tengas un buen miércoles. Mañana no te podré leer, estaré despertando de la anestesia. Y para aquéllos que dijeron lo del ridículo, qué quieres que te diga: yo te he tomado muy en serio, y además, vamos en el mismo barco.
    Y toda la razón en cuanto a disfrutar al máximo de los pequeños momentos de felicidad plena. Mi año pasado estuvo surtido de ellos, aunque a mitad se jorobó todo y desde entonces caí en picado…Pero no estoy parada, me busco la vida y no pierdo las ganas. Un día diremos: qué bien estoy hoy. Así que a sonreír para ir ensayando ese momento. Un abrazo, J.P

    • Tengo pendiente responder a todos los comentarios pero tiene sentido responder a este hoy. No sé lo que te van a hacer pero… seguro que va bien. Recomendación: quédate dormida pensando en algo agradable y sonriendo porque así será como despertarás.

      Pd. How I met your mother, Breaking Bad, The walking dead…

      Gracias por leerme y comentar!

  2. Rosa dijo:

    En cuanto a los valores de la sociedad yo creo que tienen q cambiar y ser más solidarios, honrados y en definitiva buenas personas (q por suerte creo q predominan) y no dejar q la sociedad nos venda q hay q ser perfectos, aguantar estrés, ansiedad, saber 5 idiomas, estar dispuesto a lo q sea, vivir para trabajar, nuestra vida es una, vale mucho y no se vende!!
    Mucho ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *