Pues… el mundo se termina en unos pocos días. ¿Sabéis lo que queréis hacer hasta entonces? En una semana y media… el mundo como conocemos… se irá. Así que… no te preocupes si estás en paro, si has cogido unos kilos de más, si no te ha dado tiempo a estudiar para los exámenes de diciembre, si te ha dejado la que era tu pareja o si la mafia te persigue por ese trabajillo que te hizo y aún le debes. Tranqui. Que esto se acaba.

No. En serio. ¿Qué haríais si supieseis que el mundo se va a terminar en poco más de una semana? Esto me recuerda a algunas películas como ‘Melancholia’, ‘3 días’ o ‘Take shelter’ ¿Alguien quiere compartir qué haría en este caso?

¿Bien vuestro finde? Ayer, como sabréis, estuve en la entrega de premios del X Festival Internacional de Cine de Terror de Alicante porque estaba nominado como mejor guionista junto con otros tres pedazos de escritores (ojo, yo no me considero escritor… pero qué guay queda escrito) Pues bien… cuando iban a dar el premio… ¡mis piernas temblaban! Por un lado… porque hacía mucho frío en la sala. Por otro… porque me encantaba el trofeo. ¡Era chulísimo! Bueno… y porque me hacía ilusión ganar. Durante los minutos previos a la entrega, pude escuchar a gente del público diciendo que la historia que más les había gustado era la mía. De hecho, el amigo con el que asistí a la ceremonia me dio un codazo para que viese que algunos asistentes de la fila que había delante de nosotros estaban votando mi corto para el premio del público. No os voy a engañar… llegué a pensar que hoy despertaría con un terrorífico premio sobre la estantería que hay sobre mi cama. Los sueños… sueños son. Bueno… la semana que viene estaré en el Festival Internacional de Cine de Cartagena. El año pasado aseguré que ganaría un premio si el guión que estaba en mi mesilla se hacía. Y lo sigo pensando. ¿Por qué no creer en uno mismo? ¡Dejadme hacerlo!

Los domingos no me gustan demasiado. Depende. Como todo. Pero, últimamente, no me gustan. Cuando trabajas… los agradeces. Cuando estás en paro… son rarunos. Como los lunes. Pero los domingos pueden llegar a ser, incluso, un poco tristes. Aunque, como he dicho, depende. Hoy me montaría en el coche e iría hasta la playa. No está demasiado lejos de mi casa. Y me daría un paseo. E intentaría relajar la mente. Y no pensar tanto. Quizás lo haga. Eso estaría muy bien. ¿Te apuntas? Aunque, seguramente, terminaré viendo alguna película en casa o visitando a algún amigo.

¿Habéis sido conscientes alguna vez del momento de ser conscientes de algo? Puede ser agradable o desagradable. Pero un momento de lo más.. ¿enriquecedor? Últimamente, estoy siendo consciente de muchas cosas. Muchas. Incluso estoy en proceso de serlo de algunas otras. Consciente en potencia. Por ejemplo, ayer… fui consciente de que la cuenta atrás termina este miércoles. Ya soy consciente de que, hasta ahora, no he conseguido el reto. Soy consciente de que, aun habiendo tenido gran repercusión la web, ninguna empresa me ha ofrecido una entrevista de trabajo. Y esto es enriquecedor de algún modo. Porque toca reflexionar. Pero no nos adelantemos. Aún quedan unos días para eso. Ahora toca pensar en… ¿qué quiero hacer antes de que acabe el mundo? Empecemos por pensar qué me gustaría hacer esta tarde… Aunque sé lo que me gustaría hacer. Y por la noche… a tocar en el local de ensayo. ¡A quemar cuerdas se ha dicho!

Feliz final de semana.

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Melancholia.

  1. Diana Colín dijo:

    Yo me gastaría todo el ahorro en HOMBRES hahahahahahaha naaaaaaaaaaaaa ya en serio, me iría de vacaciones, me gustaría morir en algún lugar con nieve!

  2. yanotanapuntodetirarlatoalla dijo:

    Mmmmm, la verdad que es complicado eso de pensar en que hacer si kedara una semana para el fin del mundo……..es cuestion de planificar. Ahora mismo solo puedo pensar en sexo jajaja. No soy una persona de muchas pretensiones asi que un paseo por la playa, una fiesta con mis amigas, un dia familiar contando batallitas. Ah!!!! haria un viaje cortito en avion (que no me he montado nunca) y paracaidismo si total, voy a morir que mas da si se rompe el paracaidas o, con lo torpe que soy, no atino con la anilla, jejeje

  3. Otro parado de tantos dijo:

    Hola,
    te leo desde hace poco, lástima no haberme topado antes con tu blog.
    Has pasado de ser alguien ajeno a ser el antídoto para levantarte con ánimo al día siguiente.
    Te leo cuando más necesito tus palabras, al final de la jornada, cuando regreso a casa después de pasar un día intentando encontrar empleo. Llego, enciendo el ordenador, miro el correo y todas las web de trabajo que manejo y ¿sorpresa? Que va! para nada… nada en la bandeja de entrada.

    Te leo porque me sorprende tu fuerza y motivación. Somos muy diferentes . Tú pareces un tipo totalmente abierto y sociable, con ganas y fuerzas para tirar p’alante. Yo hace tiempo que olvidé cuando perdí la ilusión, las ganas, las fuerzas…

    Veo tu esfuerzo, tu lucha diaria con tu web, tu creatividad, tu originalidad y aun así no te dan un puesto de trabajo. No lo entiendo. Y no he mencionado tu cv, que también es bastante bueno. Si tú no consigues trabajo… qué esperanza me queda a mí?

    Mi familia ha pasado de quererme en casa a querer que emigre.
    Puede haber algo más triste? Siempre he sido alguien muy cercano a la familia y mi pequeño círculo de amigos. Por qué tengo que dejar mi vida y mi familia atrás?
    No lo voy a hacer. Me quedaré aquí, en el país que me vio nacer, así acabe debajo de un puente, con todos mis títulos como abrigo!

    Cuando ya no encuentras apoyo en tu círculo cercano te encierras en ti mismo. Yo, en mi caso, me refugio en internet. Y en este océano inmenso, a la deriva, he encontrado un palo al que agarrarme: tu blog, tus ganas, tu fuerza y tu esperanza.
    Gracias por esta web y gracias por tus palabras

    • Muchísimas gracias por comentar en el blog.

      Comprendo por lo que estás pasando. Es muy complicado tomar la decisión de cambiar de país… y más si es a la aventura… y si no estás al 100% en tu vida.

      Sea como sea… muchísimo ánimo. Encontraremos el modo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *