Está claro que si hay algo que no funciona, si hay algo que no consigues, si hay algo que no es lo que quieres… es porque hay algo que debe cambiar. ¿Y quién debe cambiarlo? Tú. Me he quejado muchas veces. Muchísimas. No sólo cuando me quedé en paro sino por otras cosas. No soy un quejica. Mucho cuidado… que no. Pero… todos nos quejamos de un modo u otro. Lo importante es darse cuenta de que te estás quejando y de que si quieres un cambio… tienes que estar predispuesto a que se dé y a moverte para que llegue. Pequeñas reflexiones de inicio de semana.

Imagen sacada de yoriento.com

Martes. Lluvioso. Mi coche recién lavado y… por si me había faltado una mano de agua… llueve. En serio… si para que llueva tengo que lavar el coche, para conseguir lo que quiero ¿tengo que hacer lo contrario? O mejor… para no conseguir lo que no quiero, ¿tengo que hacer lo contrario? Espera… eso va teniendo más sentido.

¿A qué viene todo esto? A que necesito cambios. Los estoy teniendo. Os lo aseguro. Pero necesito más. Máaaaaaaaaaaaaaaaaaaas (a lo Monstruo de las galletas) Y que sean a mejor, ¡por favor! En el último año he aprendido mucho. Y eso… es importante. Aunque estemos en situación de desempleo… y aunque son más que normales los periodos de bajona… tenemos que aprovechar el tiempo. Echo la vista atrás y he conseguido muchas cosas en los últimos meses. Step by step.

Dejadme que tras un lunes de lo más regulero tenga un martes esperanzador. Sigo dándole muchas vueltas a algunas ideas que tengo en mente. Es curioso. Hoy no ha salido el Sol pero veo menos nubes que ayer. Espero que mañana siga lloviendo (en sentido figurado) Lavaré el coche bajo la lluvia para asegurarme :D

¡¡Buenas noches!!

PD. Buscar trabajo, buscar tu lugar, buscarte a ti mismo… es bastante parecido a jugar a…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *