Tenemos que proponernos algo. O si no… no vamos a avanzar. La comodidad hace que no nos movamos. O que nos movamos pero que no salgamos de la misma baldosa. Pero el miedo nos frena a movernos. El miedo al ‘más allá’. Está claro que tenemos que vencer el miedo. Y, para eso, tenemos que proponernos algo y movernos hacia ese objetivo.

Miércoles. Vaya día más raruno de frío, calor, lluvia y sol.  Como decía, para avanzar debemos proponernos conseguir algo. Necesitamos metas, objetivos. Pero tengamos los pies en el suelo. Para no frustrarnos rápidamente, lo mejor sería que nos propusiésemos objetivos alcanzables. Más adelante, si estamos fuertes… pues los complicamos. Me he propuesto proponerme algunos objetivos como experimento. Y… quitarme esta etiqueta de ‘desempleado’.

Me voy a la cama. Vaya unas horas otra vez.

PD. Antes o después… voy a encontrar…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *