Ayer, sólo tenía un minuto para decir lo que quisiese cuando subí al escenario del fabuloso Teatro Romea de Murcia para recoger el premio. Más o menos sabía el tipo de cosas que me habría gustado decir si ganase… pero no el cómo. Y menos… en un minuto. Además, no me quise adelantar a nada. Preparar lo que podía decir si ganaba… quizás… podría haberlo gafado todo. Cuando dijeron mi nombre tardé unos segundos en reaccionar. En serio. Me quedé atontado mirando hacia More, el presentador de la gala, esperando a que subiese el ganador. No fue hasta que uno de mis amigos dijo algo del tipo “¡Ole tus coj…!” cuando me puse en pie para ir al escenario. Aluciné. Y os aseguro que, ya otra vez en mi butaca, no recordaba casi nada de lo que había dicho allí arriba. La emoción hizo que mi cerebro olvidase de forma automática los 2 o 3 (quizás 5 o 6) minutos que estuve en el escenario. Toda una experiencia.

¡Viernes! ¡Desconexión! La semana que viene seré más extenso hablando sobre la entrega de premios. Hoy comienza el Startup Weekend en Cartagena y voy a asistir. Por eso subo la entrada por la mañana en lugar de por la noche. Mi móvil está bastante regulero y escribir una entrada en él puede ser toda una odisea.

Resumiendo, la pregunta que más me hicieron anoche fue “¿Has encontrado trabajo ya? Porque hoy no puedes salir de aquí sin trabajo”. Pues…. No. No encontré trabajo. Y tampoco esperaba eso. Pero hablé con mucha gente, me reí, compartí opiniones, conocí a compañeros de gremio y pasé, en definitiva, una noche inolvidable.

El lunes os contaré más.

Mil gracias a todos por haber seguido la web cuando la cuenta atrás de los 100 días estaba en marcha, y mil gracias por seguir este modesto blog pasados esos 100 días. Sigo buscando trabajo. Sigo luchando. Sigo haciendo todo lo que está en mis manos por salir del desempleo. Y, vosotros, me ayudáis cada día. ¡Abrazo!

Que paséis un muy buen viernes y un genial fin de semana. Es momento de desconexión. Es momento de disfrutar de nuestra gente y de dejar a un lado, en todo lo posible, esos parásitos mentales que tanto nos fastidian diariamente.

¡Me voy a Cartagena!

PD. Este tipo de sorpresas en la vida hacen que vea…

Share Button
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un minuto.

  1. Musetta dijo:

    Alegría inmensa, amigo. Sé felíz, Cartagena es un buen lugar, bonitos recuerdos..Un besazo y felicidades, otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *